Camel vuelven, nunca los dejamos ir

Qué profético resulta pinchar en estos día la canción “Never let go” del disco debut de Camel grabado en 1973. Resulta que tras la grave enfermedad que ha tenido varios años a Andrew Latimer alejado del gran público, hace solo unos días saltaba la noticia de que Camel están de vuelta, y con ellos la ilusión y alegría de millones de fanáticos del rock progresivo entre los que cómo no, me encuentro. Digo que “Never let go” suena hoy más profética que nunca porque como se puede escuchar en la canción adjunta en el playlist su letra reza:

“Man is born with the will to survive,
He’ll not take no for an answer.
He will get by, somehow he’ll try,
He won’t take no, never let go, no…”

o lo que es lo mismo…

“El hombre ha nacido con la voluntad de sobrevivir,
él no aceptará un no como respuesta.
Él se las arreglará, de alguna forma lo intentará,
El no aceptará una negativa, nunca lo dejes ir, no…”

Se ponen los vellos de punta leyendo esto sabiendo por todo lo que ha pasado Latimer en estos últimos años. Parece como si cuando escribió la canción, hace nada menos que cuarenta años, ya supiera lo que el cruel destino le depararía.

En este tiempo de silencio sus seguidores nunca les hemos dejado ir porque sin duda Camel han sido y serán uno de los adalides del rock progresivo. En su dilatada historia han cabalgado por distintos paisajes sonoros, pero siempre con un inconfundible sello forjado principalmente por la magia de Andrew Latimer a las seis cuerdas, aunque no se debe olvidar la encomiable tarea de Peter Bardens a las teclas en la primera mitad de la obra del conjunto británico.

Formación original de Camel

Formación original de Camel

Esta entrada pretende ser una suerte de homenaje a este grupo y su líder que tan importantes son en la historia reciente de la música. Para los interesados en la trayectoria de Camel que no estén muy familiarizados con ellos no tengo mejor recomendación que hacerles que este excelente y extenso monográfico que hicieron de su discografía en el programa de radio Subterránea, en el que además participó Carlos Pastor, teclista de La ruta de la Seda, banda tributo a Camel.

Adentrándonos en lo estrictamente musical he de reconocer que soy especialmente devoto de los cuatro primeros trabajos de los británicos (1973-1976), que son los facturados por la formación original de la banda con Andrew Latimer, Peter Bardens, Andy Ward y Doug Ferguson.

Desde los comienzos de su carrera apuntaron muy alto con un sorprendente debut en 1973 que se encuentra a un altísimo nivel, disco que incluye himnos de la talla de “Never let go”, y que combina cortes de cadencia más tranquila como la preciosa “Mystic queen” con destellos de bravura en temas como “Separation” o “Arubaluba”. Diría que en general en este álbum no alcanzan aún el clímax compositivo atmosférico que lograrían en los discos venideros, pero sin duda sientan unas bases firmes sobre la que asentarían su estilo propio.

Su “Mirage” de 1974 es posiblemente mi disco favorito del grupo junto al Moonmadness, y aquí si que considero que están en su punto álgido. Latimer está estelar, mágico, tanto en su tarea a la guitarra como en sus puntuales intervenciones con la flauta en canciones como “Supertwister”. Las composiciones son elaboradas y de estructuras complejas como se muestra en “Nimrodel – The procession – The white rider”, con unos delicados solos de guitarra rebosantes de sentimiento. El combo Latimer-Bardens forma un binomio hechizante que da lugar a pasajes instrumentales de soberbia factura durante todo el plástico. Quizás el diamante de este LP sea “Lady fantasy”, una maravillosa suite en la que la sucesión de solos construyen una pieza única capaz de teletransportar al oyente a los más diversos parajes. Imprescindible.

Mirage

Mirage

“The snow goose” de 1975 supone la discrepancia más notoria entre la mayoría de seguidores de Camel y yo, dado que para muchos es el mejor trabajo de los británicos y en mi opinión es el disco menos bueno de los cuatro primeros. Obviamente seguimos hablando de una impecable demostración de dominio musical, pero sus composiciones no llegan a transmitirme lo mismo que las ya citadas. Este tercer trabajo es un álbum conceptual basado en la novela homónima del escritor Paul Gallico. Se trata de un disco instrumental dividido en dieciséis piezas de una duración considerablemente más corta, pero que en el fondo conforman un todo coherente que refleja una concepción conceptual. Según mi opinión brillan canciones como “Rhayader goes to town”, “The snow goose” o “Dunkirk”.

Llegamos al último disco de la formación original, “Moonmadness”, un viaje de cuarenta minutos a lo más hondo del sonido Camel. Veo en estado de gracia a los cuatro músicos que dan a luz esta obra. Sus composiciones e interpretaciones son inmejorables, en cada una de las notas se destila pasión. “Chord change” nos presenta a un Latimer en una de sus mejores apariciones, capaz de hacer hablar a su guitarra, mientras en “Lunar sea” el protagonista es Peter Bardens que logra unas atmósferas ciertamente astrales. Estas piezas más complejas contrastan con la efectiva simpleza de “Another night”, basada en un riff de guitarra bastante “heavy”.

Moonmadness

Moonmadness

Para conocer en más detalle mi opinión acerca de este trabajo y de Camel en general os invito a escuchar esta breve crítica del disco que hice en el programa de radio Metal Liberty hace aproximadamente un año.

http://www.ivoox.com/cara-b-moonmadness-camel_md_1712482_1.mp3″

Hasta aquí el breve repaso a los cuatro discos grabados por la formación original de Camel. Bien es cierto que las ediciones posteriores del grupo no son de mala calidad en absoluto, pero particularmente he querido quedarme aquí por ser mis favoritos y para no sobrecargar al lector. Creo que para los no iniciados son un buen primer escalón para conocer el maravilloso mundo de esta banda y para los seguidores será un grato recordatorio.

Andrew Latimer

Andrew Latimer

Deseo profundamente que Camel vuelvan con fuerzas, que saquen un fantástico disco y que den todos los conciertos que estén en su mano. Andrew Latimer no ha perdido ni un ápice de su expresividad con la guitarra, desde aquel glorioso directo de 1976 en el Hammersmith Odeon hasta los últimos conciertos de 2003 su amor por esos sonidos que trascienden lo terrenal permanece intacto. Camel son eternos, en apenas cuatro décadas han cautivado a cualquier oyente inquieto, un claro ejemplo es Mikael Akerfeldt de Opeth, fan confeso de los británicos que ha plasmado claramente esta influencia en su música, como este pequeño homenaje a “Never let go” en el inicio de su canción “Benighted”. Espero que esta leyenda retorne a disfrutar y a hacernos disfrutar con su música, nosotros seguiremos sin dejarle ir.

Anuncios

6 Respuestas a “Camel vuelven, nunca los dejamos ir

  1. Estoy de acuerdo contigo la primera época, sus cuatro priemeros discos, son los mejores. Moonmadness es una pasada y a diferencia de tú criterio pienso que The snow goose también. Pasate cuando puedas por mi nuevo blog y me comentas que te parece. Un saludo.

    • Hola Juan Carlos, pues sobre tu blog ya te he comentado en otro comentario, está genial. En cuanto a los discos de Camel no digo en absoluto que “The snow goose” me parezca un mal disco, es un grandísimo album, solo que es el que menos me gusta de los cuatro primeros. Un saludo

  2. Que tal David,
    Aunque Camel es un grupo estupendo,el peso pesado es sin duda Andrew.Sus composiciones,su forma tan sentida de tocar,y ese sonido tan particular que tiene.
    Puede que no este ligado a tocar con tecnicas complicadas,pero lo considero un guitarrista de primera.El tema que mas me gusta es “Ice”
    Saludos,

    • Hola Pedro, gracias por pasarte por aquí. Como tu dices Latimer es el núcleo de Camel, aunque yo no pondría por debajo a Peter Bardens en la primera época. Pero con el tiempo, sin duda ha sido Andrew Latimer el que ha llevado el peso del grupo, y exactamente su forma de componer y tocar son inconfundibles y derrochan un feeling impresionante, de hecho es uno de mis guitarristas favoritos. “Ice” precisamente me parece una canción estupenda, los solos de guitarra son alucinantes, aunque tengo que admitir que ese tema en concreto me parece mejor en directo que en estudio. Por cierto, por si no lo sabes te comento que Camel estarán este noviembre dando varios conciertos en España. ¡Un saludo!

  3. Quería deciros que pregunté a través de la página oficial de Camel si iban a hacer algun concierto en España en 2013 y me lo han desmentido. Me indican que comprube a finales de este año si van a hacer alguna gira ya en el 2014. Una pena después de haber convertido a mis hijos en grandes seguidores de Camel, se mueren por asistir a un concierto de ellos, sobre todo cuando les pongo el disco en directo del concierto al que pude asistir yo hace 20 años.
    Un saludo.

    • Hola Toño, muchas gracias por la información. Hasta donde yo sé la banda si que tenía algunos tratos hechos para hacer algunas fechas en España, pero finalmente se vino abajo y no pasarán por nuestro país. Si que es posible que para el año próximo nos visiten, ojalá sea así y todos podamos disfrutarlos en vivo.

      Gracias por pasar por aquí, ¡un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s