Rafa Carpena, la voz del simulacro

Parece ser que estamos de suerte, España es heavy dicen. Resulta que anoche cuando abrí twitter me encontré con montones de tweets y trend topics hablando de que Rafa Carpena, cantante de Nocturnia, había ganado La Voz, un programa de televisión con un esquema parecido al de Operación Triunfo. Las opiniones de los aficionados al heavy metal eran diversas, desde los que lo felicitaban y se alegraban hasta los que no entendían el revuelo. Lo que me llama poderosamente la atención y no logro comprender muy bien es que desde numerosos medios especializados se haya hecho un fervoroso seguimiento de la participación de este buen hombre en el concurso. Hablo de medios que están dentro del entorno comunicativo tradicional (caso de El Vuelo del Fénix), pero también me refiero a otros medios que se encuentran en cierto modo en el “underground”, lo que me deja perplejo.

No es ningún secreto el funcionamiento de estos programas y ya sabemos lo que acabará pasando con este tema, pues es otra demostración más de la sociedad de consumo a la que ya estamos bien acostumbrados. Los medios de comunicación son un agente fundamental en este modelo, creando iconos que van y vienen manteniendo enganchada a una masa a hábitos de consumo en constante cambio. Es la rueda imparable del consumismo, en la que las necesidades creadas obsesionan a la masa hasta que otras nuevas aparecen. En esta rueda es donde ha entrado ahora Rafa Carpena convirtiéndose en uno de estos fugaces iconos con fecha de caducidad. Es un perfecto ejemplo de lo que Jean Baudrillard explica como hiperrealidad, donde es la ficción lo que interpretamos como realidad, un producto cultural que no es más que una representación. La figura que los medios están lanzando al estrellato fugaz no es real, es un producto de consumo ficticio que representa una realidad.

Que un movimiento esencialmente contracultural entre en esta dinámica es peligroso para la supervivencia de las bases del mismo. Y esto no es un alegato de talibanismo ni nada parecido, pero pensemos en lo que le ha ocurrido a las corrientes contraculturales que han entrado de lleno en el engranaje consumista, han ido perdiendo irremediablemente su razón de ser, a pesar de que siempre existan quienes defiendan su origen. Que no se me entienda mal, no quiero ni mucho menos que el heavy metal se quede encerrado en una jaula alejado de todo y ajeno al mundo, el género debe crecer y darse a conocer, moverse en las nuevas tecnologías y esforzarse por ser consumido, como ya dije en este artículo. Pero convertirse en un producto más de una sociedad de consumo insaciable no es el camino, si el heavy metal se quiere mantener como un movimiento contracultural opuesto al status quo ha de permanecer alejado de esta estructura y crecer por sus propios méritos. Solo así se sobrevivirá dignamente.

Rafa Carpena y David Bisbal

Rafa Carpena y David Bisbal

Resulta cuanto menos curioso ver el video arriba enlazado y toparse con un Jesús Vázquez diciendo eso de “España es heavy”, lema convertido ahora en trend topic en twitter. España dista mucho de ser heavy, España es, de hecho, un país que a menudo da bastante vergüenza ajena. Este país nunca será heavy porque no cree en la cultura, sino que programas como “La Voz” pretenden hacer el papel de defensores del arte, pero nada más lejos de la realidad, propuestas como esta lo que promueven es exactamente lo opuesto al arte, su simulacro. En España no hay una base cultural sobre la que apoyarse, por eso que un amante del rock se convierta en un referente público es algo negativo, porque nunca lo hará siendo producto de una sociedad que cree en el arte y la cultura, lo hará en calidad de símbolo de consumo perecedero.

Este país seguirá viendo con ojos prejuiciosos todo lo relacionado con el rock. Todo seguirá igual, la enorme cantidad de excelentes grupos que se mueren de asco por no tener oportunidades, los inaccesibles locales para tocar música en directo, el boicot del sector público a todo lo que huela a cultura, la precaria organización de eventos y mil cosas más. Rafa Carpena estará un tiempo en la palestra y probablemente Nocturnia pegará el pelotazo. Sin embargo nada va a cambiar, tener el pelo largo seguirá siendo motivo para no encontrar trabajo y para que te pare la Guardia Civil.

Anuncios

13 Respuestas a “Rafa Carpena, la voz del simulacro

  1. Ya veras las de camisetas “heavys” que se venderan ahora en Zara…y ya ni te digo el numero de visitas como va a subir en youtube de la song de “Xtravagancia” xD

  2. Te dejo lo mismo que le he puesto a una amiga en Facebook. Cuando salieron los cuatro finalistas en un programa de las mañanas de Telecinco, el presentador, Joaquín Prat (puesto a dedo, claro está), dijo algo así como “y estoy aquí al lado de un heavy, muy limpito por cierto”. Creo que resume muy bien lo que se piensa del “heavy” en este país, por esa falta de cultura que mencionas. Resumiendo, que el trend topic está mal traído: “España no es heavy” (ni es “ná”).

  3. Buenas Sandra, gracias por pasarte por aquí. Pues no tenía ni idea de eso que comentas pero es un ejemplo buenísimo, con una promoción de este tipo el heavy no es visto desde un punto de vista cultural, y salta a la vista con situaciones como esa, bastante lamentable por cierto. ¡Un saludo!

  4. Ante todo muchas gracias David por compartir tus reflexiones. Estamos perdiendo estos espacios de debate con tanta red social.

    Una perspectiva sociológica es muy práctica para este tipo de casos. Lo que no comparto es alguna opinión que has expuesto, y que me gustaría analizar.

    – Sobre la aparente oposición entre heavy metal y el mainstream. ¿Es tal? ¿En qué casos? Creo que Sam Dunn, desde lo que es más bien un enfoque cuantitativo y sociológico que antropológico (lo digo porque él es antropólogo) dejó muy claro que el heavy metal es un fenómeno global y de masas, al mismo tiempo que underground.

    – Esto no debe confundirse en ningún caso con la visión distorsionada en los mass-media de la figura del rockero en sus infinitas variantes. Como sabes es un error pensar que “el heavy será minoritario o no será”. El asunto va más bien por el ámbito de lo institucional; los círculos de cultura dominante en España siguen ampliamente controlados y con unos intereses político-económicos. En España la televisión es un mal endémico y el que en ella puedan darse reflejos sociales “realistas” es solo y exclusivamente fruto de la casualidad o de una adaptación interesada (comercial, mayormente). En eso estaremos de acuerdo. Pero me permitirás anexar una crítica:

    – “En España no hay una base cultural sobre la que apoyarse”: esta afirmación es dolorosa y demuestra que tu reflexión ha caído en el foso determinista en el que permanecen los cadáveres de muchos académicos apocalípticos. Aquí estamos confundiendo el frankenstein mediático con lo que objetivamente es. Esta reflexión lleva a otro tipo de asuntos que poseen una gran obsolescencia: “por tener el pelo largo la Guardia Civil te seguirá deteniendo”. Bueno, yo creo que la mayoría de las estéticas suburbanas han perdido todo componente delictivo hace mucho tiempo. Si nos dejamos caer en el condicionalismo de que un massmedia como la tv española influye sobre este macrocosmos rock/metal banalizándolo y popularizándolo, no podríamos explicar racionalmente por qué están emergiendo tan infinita cantidad de buenas subescenas, estéticas, bandas o audiencias. Hay que detallar muy bien cada cosa para no caer en paradojas conceptuales, y poder comprender por qué un movimiento como el heavy (entre otros tantos) es capaz de cosas como denunciar cualquier rapto simbólico del stablishment, al mismo tiempo que demanda el reconocimiento de sus propios méritos.

    Luego hay una serie de elementos que no conllevan necesariamente a ningún tipo de generalización sobre la visión popular del heavy metal. Por ejemplo: el seguimiento del trend topic #españaesheavy: que fue una estrategia comercial promovida por el propio Rafa para autopromocionarse, sin que por ello pueda suponerse que haya un verdadero apoyo al género. Que medios como El Vuelo del Fenix hayan hecho algún retweet no supone nada: en su política está el hacerlo con lo que consideran más relevante de la actualidad y no tiene por qué observarse de manera distinta en este caso. Relevante es, tú mismo te has detenido en ello. Pero no caigamos en otra paradoja: la de asumir que viralidad y reflejo social van de la mano. A veces lo viral es precisamente eso por su rechazo generalizado, por la simple idea de que nos une el descontento.

    Quisiera terminar con una reflexión transversal; Fernando Galicia Poblet hablaba en su historia del heavy metal en España de abandonar el concepto de “tribu urbana” para eliminar visiones estereotipadas. Yo, como estudiante de antropología, diré precisamente que deberíamos volver cuanto más mejor a formas de representación y expresión intragrupales, rituales y exclusivas.

    • Hola Rubén, gracias por pasarte por aquí y comentar. Me enriquecen mucho tus comentarios y me ayudan a seguir repensando. Te voy respondiendo a algunas de las interesantes cuestiones que me planteas.

      – Estoy perfectamente de acuerdo contigo en que el heavy metal es un fenómeno global, y de hecho eso me parece algo estupendo, ya que creo que se ha desarrollado esencialmente a través de sus propios canales y sin servirse demasiado de estructuras que se mueven por el consumismo y no por el arte. Como ya digo creo que el género debe crecer y desarrollarse, pero sabiendo qué caminos utilizar.

      – CIertamente mi afirmación sobre la cultura y España es demasiado tajante, pero creo que sabes a lo que me refiero, considero que en este país no existe un sustrato cultural fuerte como en otros países, que no “se cree” en la cultura, y eso se demuestra en lo maltratados que están los diferentes sectores culturales por los propios españoles.

      El desarrollo del género como te comentaba más arriba creo que viene del propio esfuerzo interno, no del apoyo de los mass media, que creo que en España desde hace mucho tiempo flaco favor le hace a numerosos movimientos culturales, entre ellos el heavy metal.

      Por cierto, no me ha quedado muy claro a lo que te refieres cuando hablas de lo de la Guardia Civil, no sé si quieres decir que es obsoleto el comentario o el hecho de que esto suceda. Si te refieres a lo primero discrepo bastante contigo.

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

  5. Me pregunto si Telecinco promocionará ahora la carrera de Nocturnia, o sacará un disco recopilatorio “Grandes clásicos del penoso folclore español, versión heavy metal”, o se dedicará a organizar festivales con triunfitos metaleros.

    Casi que me decanto por la segunda opción, que lo que interesa es vender, qué o a quién, se la sopla.

  6. Esto desde luego que es una puta pasada, estereotipos, borreguismo y sobretodo, tolerancia al encasillamiento que se le ha echo (o se hizo el mismo nolose) a ese chaval según entro al programa, me pongo malisima. España paletismo por bandera (para variar).

    Muy bueno el articulo y el blog en general, en tu linea, maehtro!!!

  7. Pingback: Rafa Carpena, la voz del simulacro

  8. Me Gustan tus comentario,,, solo eso, no me considero de ningún movimiento “MUSICAL”, (NO ME GUSTAN LAS ETIQUETAS);;;;pero si es verdad que el rock, y sus variantes,son la banda sonora de mi vida,,, lo de TELECINCO, no es,, ni debe de ser significativo,para los que como yo ,,o como tu, o como los que leen tu pagina,,pensamos sobre la música ,,, este es un genero musical,(EL ROCK Y SUS VARIANTES), que nos gustan a casi todos,,,cuando nos deje de gustar,,,,oiremos otra cosas,, ,este chico se estará buscando los garbanzos y ya se encargara la “INDUSTRIA MUSICAL” de arruinar sus ilusiones,,,, o alguien recuerda quien gano la ultima edicion de “OPERACIÓN TRIUNFO” seguro que no ,yo desde mi humilde opinión,,creo que este tipo de programas solo benefician a quien los crea,, no a los musicos,cantantes, etc, que aparecen en el,,,,,Y QUE EL JESUS VAZQUEZ,, dija que españa es HEAVY,,,,, eso si me parece bastante HEAVY,,,,, un abrazo,,,,,

    • Hola Javicio, gracias por pasarte por aquí. Ciertamente este tipo de espacios televisivos no apoyan el arte realmente, para eso estamos los que lo hacemos de vocación y porque verdaderamente creemos en él. Sin embargo creo que es bueno pensar sobre este asunto. Por suerte, como dices lo importante es que quienes defendemos la cultura seguiremos luchando por ella.
      ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s