El crudo panorama mediático

Parece que últimamente no corren muy buenos tiempos para el mundo de la comunicación. Hace solo unos días nos llegaban dos importantes noticias, la cancelación del exitoso programa de Radio 3 Carne Cruda y el ERE que se va a llevar a cabo en el periódico Granada Hoy. La verdad es que no es raro dar con casos de este tipo últimamente, y aunque cada uno es un mundo y de hecho los anteriormente planteados responden a situaciones muy diferentes, todos forman parte de un mismo problema, que en definitiva es el desgaste del periodismo y del mundo de la comunicación. Cada pequeño medio independiente, programa, magazine o similar que se cierra es una voz más que se apaga haciendo más tenue la luz del pensamiento crítico. Cuando los únicos medios que permanecen inamovibles y cada vez más fuertes son los pertenecientes a los grupos periodísticos dominantes cuyos intereses suelen moverse en la misma dirección, nuestras fronteras mentales se hacen  poco a poco más grandes sin que apenas nos demos cuenta, se siguen sacrificando medios independientes y el camino hacia el pensamiento único es cada vez más directo y los desvíos menos frecuentes.

Los medios de comunicación son un canal clave para transmitir los valores que construyen un sistema social determinado, y como no podía ser de otra manera en un sistema capitalista salvaje en el que todo se compra y se vende, los grupos de poder han elaborado los mecanismos necesarios para que los grandes grupos de comunicación puedan ser controlados por grandes empresas con unos intereses comerciales determinados. Dichos intereses serán sin duda satisfechos mediante el inimaginable poder que los mass media tienen, moldeando la opinión pública al antojo de quienes gestionan los mastodontes comunicativos. El caso de Carne cruda, aunque pertenezca a los medios públicos no es ajeno a este esquema, era un programa que molestaba, que incitaba a un pensamiento diferente.

Javier Gallego, presentador de Carne Cruda

Precisamente ayer veía un documental que trata sobre la manipulación informativa realizado por Tres y un perro. Su nombre es Cuarto Poder y nos habla de las cuestiones que cito más arriba, de cuáles son esos grupos periodísticos en España, de quiénes los manejan y de qué intereses persiguen. ¿Qué estrategias utilizan los mass media para dirigirnos al pensamiento único sin que ni siquiera nos lo planteemos? ¿desde cuándo funcionan los medios de comunicación como puros propagandistas? ¿existe realmente la libertad de expresión?, estas son algunas de las cuestiones que se responden en este documental por profesores e intelectuales de la talla de Carlos Fernández Liria o Juan Carlos Monedero. Un ejemplo que ocupa buena parte del documental es el caso de Venezuela y Hugo Chávez, se muestra la manipulación de los mass media españoles sobre la situación venezolana y la imagen del presidente, del que se ha presentado una caricatura moldeada según los intereses de los grupos económicos que controlan los medios de nuestro país. Particularmente no me declaro partidario ni contrario de la gestión de Chávez y de su figura política, si he de declararme como algo es como no suficientemente conocedor del caso para posicionarme al respecto, pero eso no es lo relevante, lo que realmente importa son los mecanismos que se utilizan para dirigir nuestro pensamiento, el fondo político es meramente anecdótico.

Y todo esto pasa en la llamada sociedad de la información, es paradójico que cuando más capacitados tecnológicamente estamos para acceder a una ingente cantidad de información a nivel global, a nivel práctico no haya cambiado mucho el funcionamiento de la opinión pública, que sigue siendo generada y moldeada por la acción de los mass media. Sin embargo hay alternativas que pueden hacer frente al pensamiento único, existe la tecnología capaz de modificar la información, y esa es la grandeza de esta sociedad digital imparable y de furioso dinamismo, en la que el conocimiento es un patrimonio global y accesible. Frente a los gigantes mediáticos que aplastan los pensamientos divergentes pueden surgir y de hecho surgen espacios críticos en la gran red, que si bien no contarán con el sustento económico ni la difusión de los grandes medios tradicionales, pueden contar con el apoyo de los internautas a través de todo el planeta de manera inmediata, que al fin y al cabo son los que construyen este nuevo modelo de sociedad. Pero no olvidemos que los grupos de poder lucharán por adaptarse a este nuevo medio en caso de que ponga en riesgo el actual status quo mediático, al igual que lo hicieron en su día para poder controlar a los grupos de comunicación. Por ello es fundamental alimentar las conciencias críticas y no desistir en el intento, pues si hoy echan el candado a los espacios divergentes como Carne Cruda, debemos crear nuevas plataformas que combatan al mastodonte mediático, y si en un futuro éste vuelve a amenazar la libertad de expresión, será necesario continuar la lucha infinita contra la manipulación en un nuevo escenario.

Anuncios

4 Respuestas a “El crudo panorama mediático

  1. Muy buen artículo. No te falta razón (ni al documental) de lo que está pasando en cuanto a la información. Bien es cierto que no se puede olvidar que los mecanismos de transmisión han sido perseguidos por quienes ostentaban el poder desde que se gestó la idea de “información” como tal. Lo fue en su día la imprenta, lo fueron y lo serán la radio y la televisión. Internet, por suerte, tiene más facilidades de escapar al control.
    Vivimos en un caos y la información es un arma demasiado valiosa como para que todos podamos tener acceso a ella o hacer uso de la misma. Ya como periodista me dejaron muy claro en la universidad de qué va la cosa: las empresas pagan para que tú digas lo que ellas quieren que digas. Nada más. Y el que diga lo contrario es perseguido, eliminado (en este caso el programa de Carne Cruda es un claro ejemplo) o dejamos que se hunda como ya sucedió hace años con Diario 16 (en mi opinión uno de los periódicos más importantes de este país y que destapó el tema de los Gal) y los casos recientes de ADN (el periódico gratuito) o Granada Hoy, cuyo grupo editorial es independiente y poco competitivo.
    La libertad de expresión es una utopía tremenda.

  2. Me alegra contar con tu opinión de profesional del sector. Precisamente por eso que comentas creo que el entorno digital plantea una situación diferente y en cierto modo más esperanzadora, porque en esta sociedad digital son los propios internautas los que crean y gestionan la información y los contenidos, aunque las grandes empresas evidentemente intentarán controlar la situación como dices. Tampoco olvidemos que aunque sean los internautas los que gestionen la información en la red, el pensamiento único generado por los mass media está y estará bien arraigado en la opinión pública, lo que sigue suponiendo un problema, aun con la tecnología del lado de las masas.

    Es muy triste lo que dices que os enseñan en la universidad, pero realmente no me sorprende, es el mecanismo y desde la formación os dirigen al camino del que se habla en la entrada. Seguir peleando por la información libre en los nuevos canales creo que es la opción más inteligente, pues como tu misma estás diciendo, intentar luchar por cambiar la situación desde dentro es suicida, es una maquinaria bien engrasada para que las alternativas críticas no puedan florecer.

  3. Yo quisiera rebatir un par de cosas. En primer lugar San, yo que también he estudiado Periodismo en la universidad, he de decir que jamás me han dicho eso de que “te pagan para que digas lo que quieren que digas”. Una cosa es que te puedan explicar como está funcionando y otra que te digan que eso es periodismo.

    Por otro lado en el artículo expone David que vivimos en la sociedad de la información… y de la desinformación también diría yo. Y no sólo por parte de los mass media, que también. El acceso global a la información ha generado que cada cual, independientemente de sus aptitudes o capacidades para informar o incluso sus fines, sea poseedor del poder de transmitir su mensaje a nivel mundial con un simple click. La opinión pública como tal ya no es un ente que está ahí y de vez en cuando le manda cartas al director. Ahora es parte activa de la comunicación porque no sólo es receptor sino que también es transmisor de grandes audiencias.

    Por último me gustaría comentar la última frase de San. “La libertad de expresión es una utopía tremenda”. Estoy de acuerdo en parte. Es decir, únicamente si nos referimos a los grandes Holdings de comunicación que controlan su parte del pastel, que es casi el 100%. Sin embargo, como el pueblo galo de Asterix y Obelix hay un pequeño grupo que resisten las embestidas de los romanos: las radios comunitarias. Yo colaboro en una en Bilbao (Tas Tas Irrati Librea) que acaba de cumplir su 20º aniversario y tiene bastante audiencia y apoyo popular. Ahora estamos metidos en el concurso para el reparto de licencias en la CAV para poder obtener un dial propio y aunque sabemos que es difícil por la presión que pueden aplicar otros medios (o grupos adláteres) aún tenemos la ilusión por conseguirlo, ya que reunimos todos los requisitos.
    Por cierto quizás os interese esto sobre Carne Cruda:

    http://tas-tas.org/web/index.php/es/component/content/article/25-eventos-publicos/1660-iicarne-cruda-vuelve-en-las-ondas-libres

    Un saludo.

  4. Gracias por participar en el debate. Solo una aclaración, el término de “Sociedad de la información” no es creación mía, es un concepto sociológico ampliamente estudiado y tratado por muchos sociólogos, que en la misma se den ese tipo de problemas que comentas no resta potencialidad a este nuevo tipo de sociedad para considerarse como tal.

    Por otra parte, las radios comunitarias que comentas y otras plataformas similares por supuesto que existen y cumplen un papel muy importante, pero no dejan de ser una alternativa minoritaria que apenas puede combatir a los gigantes grupos de comunicación. Por supuesto apoyo y elogio a estas plataformas, pero creo que para hacer frente a los mass media lo más efectivo por su capacidad y potencialidad son las nuevas tecnologías y los servicios que ofrecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s