La ilustración en el rock (1ª parte): Entrevista a Máximo Moreno

Ya iba siendo hora de dedicarle el espacio que merece en este blog a algo tan apasionante como es la ilustración musical. Para poder abarcar sus diferentes aspectos y entender su evolución y significados, he querido dividir el contenido en dos entrevistas, siendo la primera de ellas la que publico a continuación, una interesante charla con el gran Máximo Moreno. Es un honor para mí poder haber departido con el artista sevillano, al que profeso gran admiración por ser uno de los mejores y más originales ilustradores que ha dado España en los últimos tiempos. Dedicado durante toda su vida al arte en diferentes facetas, es conocido por haber puesto imagen a algunos de los más importantes trabajos de la música española de las últimas décadas, entre los que se cuentan discos de Triana, Alameda, Camarón, Paco de Lucía o Miguel Ríos, entre muchos otros. En Septiembre del pasado año se le homenajeó en un festival bajo el nombre de “Máximo Moreno entre amigos”, en el que participaron muchos de los talentos más notables de la música española. Máximo nos habla de esto y de mucho más en una jugosa charla que revela más de un dato sorprendente.

Máximo Moreno

Máximo Moreno

Encantado de saludarte Máximo. Antes de nada te quería dar las gracias por prestarte a hacer esta entrevista. Muchos son los años que llevas dedicado al arte, y en concreto que te dedicaste a plasmar en imágenes la música que grandes artistas de este país hicieron. En reconocimiento a esta trayectoria, el pasado 15 de Septiembre reconocidos músicos te rendían un concierto homenaje, en el que entre otros participaron artistas de la talla de Pepe Roca, Gualberto, Raimundo Amador, Antonio Smash o Miguel Ríos. ¿Qué significó para ti esta noche y qué recuerdos guardas de ella?

Encantado de contestarte. En primer lugar te envío anexo la documentación gráfica del homenaje. Estos diseños los hice 15 días antes, pues no sabía nada de lo que me estaban organizando mis dos hijas (María y Patricia), junto con mi amigo Alejandro Molina y la estrecha colaboración de Julio Moreno, Javier García Pelayo y una larga lista de artistas y amigos que colaboraron en tan inolvidable acontecimiento; como mi sobrino Miguel Ángel Dominguez que se ofreció desde un principio para ayudarme en la cuestión gráfica. A todos ellos, aprovecho tu blog para darles mi más profundo agradecimiento por su colaboración desinteresada en un trabajo intenso y complejo. Después de una perfecta organización y sin saber la respuesta que tendría de público, vino el día del concierto, que empezó a las 9 de una calurosa tarde y terminó a las 7 y media de la mañana. Mil cuatrocientas personas de todas las edades en un espacio que se transformó en mágico conforme desfilaban artistas por el escenario presentados por mi amiga periodista Mª de las Angustias. Yo flotaba de emociones.

Cartel del concierto "Máximo Moreno entre amigos"

Cartel del homenaje

En una entrevista que te leía hace unos meses decías que “Los pintores no se jubilan”. ¿En qué estás trabajando en estos momentos? ¿Sigues haciendo portadas de discos y dedicándote a la ilustración musical, o por el contrario estás enfocando tu arte hacia otros derroteros?

Con respecto a lo que estoy haciendo. Posteriormente al concierto, hice una exposición de óleos y dibujos en la galería de Canal Sur. No era momento de exposiciones, la crisis golpea sin piedad y junto con lo que llovió y lo apartado del recinto no vendí y me costó cara la experiencia. Actualmente no hago discos porque no se hacen y estoy haciendo una nueva versión actualizada de «Hijos del Agobio MMXIII» dibujos y fotografías, pero la no venta de nada me tiene bastante desmotivado, junto con problemas físicos y emocionales.

Comentas que el arte, a pesar de ser una ocupación enriquecedora espiritualmente hablando es poco rentable, por desgracia es algo que quienes seguimos de cerca y conocemos este mundo (a diferentes niveles)  vemos con frecuencia. ¿Cuál consideras que es la raíz del problema? ¿Crees que la tendencia es seguir en esta dirección o ves viable algún conato de cambio en el futuro?  ¿Ves posibles maneras de desarrollar el arte para sortear esta situación?

La raíz del problema es que el arte de la pintura, al igual que otras ramas del arte son las primeras víctimas de esta puta crisis creada por la puta banca y sus secuaces los políticos. Aunque esto no es nuevo, en realidad yo he estado en crisis desde que tengo conciencia pictórica.

Autorecuerdos

Autorecuerdos

 Por otro lado y dejando de lado la rentabilidad ¿no es la crisis un escenario propio para que los individuos fomenten su creatividad y su sentido crítico?

Con respecto sobre si la crisis ayuda a fomentar algo.A mí, lo único que me hace es joderme todo el tiempo. Yo ya soy de la 3ª edad y se me han quitado las ganas de pasarlo canuta. Creo que esa teoría está ideada por un cabrón.

Soy gran admirador de tu trabajo por varios motivos, uno de ellos es sin duda que sabes retratar con fidelidad la idiosincrasia e identidad de un pueblo, ya sea mediante escenas cotidianas, bodegones o simples rostros. Personalmente considero este como uno de los factores fundamentales del arte, y el que en cierto modo lo hace inmortal. Lo es más aún cuando se es capaz de plasmar la realidad social de una comunidad en una época concreta, como has hecho en tus trabajos. ¿Ha sido este uno de los motores en tu arte? ¿Hay algo de reivindicación identitaria en los dibujos que hacen referencia a la idiosincrasia andaluza?

El pintor, dibujante o cualquier mamporrero de las artes, tiene que ser reflejo de la época en la que le ha tocado existir y debe reflejar en su forma de expresarse los acontecimientos, imágenes, situaciones, caras y sucesos que van aconteciendo a su alrededor. Los pintores son los primeros periodistas historiadores de la humanidad (Cuevas de Altamira, etc).

Nací en Sevilla (En el barrio de la Alameda de Hércules) después pasé a Los Remedios, después 15 años en Madrid lugar donde aprendí casi todo lo que sé, 2 años en Francia (Lorient – Bretaña) Genévè (Suiza) y vuelta a Sevilla en el 1981. Soy una mezcla, donde ser andaluz o madrileño tienen una influencia, pero no creo que sea representativo de mí. Soy un Gazpacho.

Tía Anica La Piriñaca

Tía Anica La Piriñaca

El otro aspecto que me fascina de tu trabajo es el ambiente y estilo tan característico que has imprimido a tus composiciones, herencia de pintores como Brueghel el Viejo o El Bosco. Supongo que sabes a lo que me refiero, ese halo perturbador y grotesco que se respira en portadas como las de “Hijos del agobio”, “La noche que precede a la batalla” o en dibujos como “Poder”, amén de otros tantos. Personalmente aquí sigo viendo ese retrato de una realidad social pero de una manera mucho más estridente y crítica, veo una representación más personal pero del mismo entorno al fin y al cabo. ¿Qué pretendías decir con este tipo de dibujos? ¿Consideras que en estas décadas ha cambiado el escenario representado en dichas pinturas o seguimos viviendo en ese ambiente desolador rodeados de extraños monstruos?

Considero mis personajes menos monstruos que los que nos manejan. Después de analizar a Rajoy, Montoro, Cospedal, Gadafi o el canalla de Siria, ect. Todos mis personajes se repiten a lo largo de la historia con diferentes caretas, corbatas y mentiras. La humanidad tiene difícil solución, lo único que puedo hacer es contarlo a mi manera. El Poder se autopudre en el momento que se crea. ¿Creo…?aunque soy agnóstico.

Jinetes apocalípticos (portada de La noche que precede a la batalla)

Jinetes apocalípticos (portada de La noche que precede a la batalla)

Probablemente uno de tus dibujos más reconocidos sea el de “Hijos del agobio”. En gran parte lo es porque aglutina de manera magistral los dos factores que comentaba en las anteriores preguntas. El grito de ese Cristo hipnotiza y es imposible mirarlo sin preguntarse qué hay detrás de tal agonía. Aunque el dibujo es anterior a la salida del disco, imagino que hablarías con Triana sobre lo que la portada debía representar ¿Recuerdas cuáles eran sus intenciones? Sea como fuere y aunque sea difícil de explicar, la portada del álbum encaja a la perfección con el contenido del mismo. ¿Qué representa el desfile de sórdidos personajes de esta pintura? ¿Qué se esconde tras el escalofriante grito del Cristo y por qué aparece precisamente un Cristo simbolizando el dolor?

Te adjunto el dibujo original. No es un Cristo, es el Ángel caído, dueño y señor de los infiernos que lanza un grito de queja (Quejío) porque está hasta los cojones de la cantidad de mierda que le mandan, incluido la polución que les acompaña y es el segundo de 4 dibujos. Anterior al disco, al principio hubo diferencias por el formato y la dureza de los personajes. Pero al final y de acuerdo con el grupo y el productor Gonzalo García Pelayo decidimos adaptarlo para la carpeta.

Los personajes descienden. Es curioso, lo ascendente se vincula al cielo y lo descendente al infierno, las cosas de la iglesia. Cada uno son un compendio de desastres que llegan a ser cómicos pero la realidad no es cómica, la realidad es puta tragedia. Escribo poco o casi nada y me cuesta bastante contar mis cuadros, espero que comprendas lo que intento decir.

Hijos del agobio

Hijos del agobio

Pensando en gritos que transmiten desolación y desesperanza es imposible obviar a otros tres grupos de aquella época y que utilizaron portadas con imágenes semejantes. Hablo de King Crimson con su “Court of the crimson King”, de Uriah Heep con “Very ‘eavy… Very ‘umble” y de Pink Floyd con la portada de la versión cinematográfica de “The Wall” (aunque esta es de 1982). ¿Crees que existe algún tipo de relación entre estas imágenes y lo que representan? Aunque estos tres ejemplos son de bandas británicas ¿encuentras un nexo común entre la Andalucía de los años setenta y el Reino Unido de los 70-80?. También me llama la atención que las cuatro bandas se muevan en el terreno del rock progresivo, ¿cuál crees que puede ser el motivo?

El dibujo es del 1975 y las portadas magníficas de las que me hablas personalmente no me influyeron, pero sí su música. Sobre todo King Crimson que los vi en directo en el teatro Alcalá, y Frank Zappa, Pink Floyd, Weather Report, Robert Wyatt (Soft Machine), cuartetos de Beethoven y las cantatas de J.S.Bach con el que sigo enganchado. Lo mezclo todo según me levante.

Cartel cinematográfico de The wall

Cartel cinematográfico de The wall

Hablando de Triana, además de ilustrar sus tres primeros trabajos colaboraste con ellos en coros y en la letra de “Tiempo sin saber”, ¿te unía a ellos algún tipo de amistad previa o se forjó la relación por el trabajo que hiciste con ellos? ¿mantienes actualmente algún tipo de relación con Eduardo Rodríguez Rodway?

Eduardo R.R era compañero de mi hermano Josele en el grupo «Los Payos», Tele era el batería y Jesús lo conocía desde que estaba en los Nuevos Tiempos con Manolo Rosa, bajista que también tocó con los Payos. Jesús como yo era de la calle Feria y coincidimos todos en Madrid pero nos conocíamos desde las primeras fiestas del colegio Santo Ángel donde yo estudiaba 6º de bachiller y organizabamos dichas fiestas Sábados y Domingos. Pasaron por allí Silvio, Smash, Gualberto y muchos más.También coincidíamos en el club D.Gonzalo (de G.García Pelayo) donde Smash hicieron una inolvidable actuación. Eduardo R.R vive en los Caños de Meca y no tenemos relación. Al que más veo es a Antonio Smash porque somos vecinos y alguna que otra vez a Rafael Marinelli.

Antes te hablaba de “Poder”, un dibujo en el que veo una descripción brillante y muy crítica de nuestra realidad social, que aún sigue vigente cuarenta años después. Aunque el estilo no tenga nada que ver, el fin de la pintura me ha recordado sobremanera al trabajo de John Heartfield durante el III Reich. ¿Consideras el arte como un medio para transformar la realidad? ¿es una manera de luchar contra el status quo tan efectiva como pueda serlo la lucha tradicional?

Respecto sobre si el arte es una vía o mecanismo para transformar la realidad, no. La realidad se puede interpretar, maquillar, tergiversar. Pero la realidad es lo que está pasando en el mismo momento que la nombras y es vieja e indomable como la mierda o el amor. El título de los cuadros se los debería de poner el espectador, pero para diferenciarlo de otros poderes le llamaría Poder Anda-luz (300.000 Kms/s). Creo,que la crítica es una necesidad de la mente, es necesaria para el ser humano es una forma derivada de la opinión con la protesta, hay que protestar porque si no los cabrones toman las riendas de esto que es de todos. La protesta debe de ser infinita como las ansias de poder de los canallas. Y si te equivocas rectificas y pides perdón públicamente.

Poder

Poder

Personalmente interpreto el arte en todas sus formas como un potente instrumento de cambio social. Precisamente tú has ilustrado el trabajo de grandes artistas en una época convulsa, muchos de ellos se movían en un círculo crítico y con la innovación en su música formaron parte de un cierto cambio social. ¿Trabajaste con ellos porque compartíais este objetivo tanto en la música como en la pintura? Pasado el tiempo ¿mantienes buena relación con alguno de ellos? ¿Seguís compartiendo una visión crítica del panorama que vivimos?

No necesariamente, aunque a veces coincidíamos. Era mi trabajo y eran muchos diseños y fotografías, y muchos artistas de diferentes estilos (flamenco, rock, cantautores, etc). De vez en cuando me encuentro a Antonio Smash, Rafael Marinelli o a Gualberto y seguimos teniendo cada uno nuestra idiosincrasia y sentido crítico,pero no formamos grupo ni reuniones y todo es casual y anárquico.

En tus ilustraciones para discos siempre sueles plasmar alguna referencia social o política, algo que encajaba muy bien con el material de muchos de los artistas con los que trabajabas hace algunas décadas, actualmente veo que la frecuencia con la que elaboras portadas es bastante menor ¿te resulta más difícil encontrar grupos que encajen con esta visión?

Yo no elijo a los artistas, son ellos y sus sellos discográficos los que me llamaban y me ofrecían la posibilidad de hacer los diseños de sus carpetas y los reportajes fotográficos. Al principio las discográficas establecían los precios y al cabo de unos años lo establecía yo. Actualmente se editan pocos discos, casi ninguno. El CD ha cambiado el concepto y al pasar de 31×31 cms. a 12×12 cms. creen que es más fácil de diseñar y se lo hace cualquier amigo o familiar con inquietudes inquietantes artísticas.

Durante los últimos años del franquismo y la transición ya te encontrabas desarrollando tu trabajo, por el que has sido censurado y perseguido. Cuentas el ejemplo de la portada del recopilatorio “Canciones para la libertad” (1976, con Franco muerto) por la que fuiste buscado por la guardia civil, ¿Notaste cierta laxitud en la censura tras la muerte del dictador o las persecuciones siguieron durante el periodo de la transición?. A lo largo de todo este tiempo ¿en qué medida sufriste la persecución y la censura política? ¿consideras que a día de hoy se puede seguir hablando de censura en forma de tabúes o temas prohibidos?

No fui buscado por la guardia civil. ¿Creo? pero aquella época era tan siniestra que te sentías perseguido,atemorizado,vilipendiado y era necesario acabar con esa escoria. Aunque sus lobeznos están aquí de nuevo con sus putas corbatas rosas y celestes.

Portada de Canciones para la libertad

Portada de Canciones para la libertad

En esta época florecieron diferentes vías de expresión artística con un fuerte componente crítico y contracultural, como pudieran ser los fanzines y publicaciones satíricas, ¿alguna vez has tenido algún tipo de contacto con proyectos de este tipo?

No, nunca.

Durante los años ochenta tuvo un fuerte impacto la movida madrileña, en la que en gran medida primó la estética sobre el contenido musical o lírico. Esta corriente ha sido duramente criticada por, entre otras cosas, haber supuesto una cortina que tapó y devoró la popularidad de diferentes tendencias musicales de calidad (rock sinfónico y andaluz, heavy, rock radical vasco…) que tenían un fuerte potencial crítico y unos mensajes y fondos más complejos. A pesar de que esta corriente tuvo su auge en la época en la que tú ilustrabas discos para Movieplay, CBS, RCA o Fonográm, nunca has tenido relación con este mundo ¿hubo intentos por alguna de las partes en que trabajaras con grupos de la movida? ¿lo hubieras hecho? por otra parte ¿qué opinión tuviste en su día de este movimiento y cuál tienes ahora con el paso de los años? ¿Qué papel consideras que jugaba la estética para la movida madrileña?

Yo regresé a Sevilla en 1981 y la Movida madrileña me cogió mayorcito y con mi segunda mujer y una hija de un año y más quemao que el cenicero de un bingo. En Sevilla me dediqué a dibujar para mí y al año siguiente hice una exposición de 32 dibujos donde estaba incluido el cartel de las fiestas de primavera (Semana Santa y Feria) de 1982. Seguí haciendo carteles que alternaba con murales y diseño de espacios, bares, zapatería infantil, pubs, discotecas… y la movida no me interesaba salvo las cosas que hacía Santiago Auserón desde Radio Futura hasta lo que está haciendo actualmente, por cierto que es el productor de los últimos trabajos de Antonio Smash. Almodóvar y su movida siempre me han aburrido.

Durante tu trayectoria has puesto cara a muchos trabajos discográficos que han hecho historia en nuestra música, ¿cuál consideras que es tu mejor obra?, y como aficionado a la música ¿con qué artistas has estado más orgulloso de participar?

Canciones para la Libertad, El patio, Hijos del agobio, Sombra y luz y el artista que más he admirado es Paco de Lucía, Gualberto, Luis Eduardo Aute y mi querido maestro y hermano Benito Moreno.

"El patio" de Triana

Portada de El patio de Triana

Desde que comenzaste a trabajar haciendo portadas hasta hoy ha cambiado mucho el mercado discográfico y con ello el estilo en la presentación física de los discos. Si se observan algunos de los vinilos que has ilustrado se pueden pasar largos ratos analizando minuciosamente los detalles y entresijos de los dibujos, pienso por ejemplo en todos los rostros ocultos que hay en la portada de “El patio” de Triana. Actualmente el consumo de música es completamente diferente, el intercambio en internet tiene un gran impacto y en el consumo de formatos físicos prima el compact disc, cuyo tamaño no permite disfrutar de las portadas con la plenitud del vinilo. ¿Crees que la ilustración en las portadas de discos ha perdido su sentido o se concibe de manera diferente a hace treinta o cuarenta años? ¿Qué opinión te merece la ilustración digital que se ve cada vez más en las portadas de discos?

Últimamente hice recopilaciones de de temas de Triana y otra con tada la obra de “El Barrio” pero diseños de carpetas desde que desapareció el vinilo no me han vuelto llamar.Los CDs al haber cambiado de formato solo hice algunos para Senador los del Barrio. La ilustración digital me gusta y de hecho estoy experimentando con las 3D, pero de forma abstracta y de forma personal y sin comercializar.

Si tuvieras que elegir cinco portadas de discos de cualquier estilo o época, ya sea por su valor estético o significado ¿cuáles elegirías? ¿tienes algún ilustrador predilecto?

Estas portadas más que por sus diseños fueron por lo que significaron para mí en el momento que salieron:

Cream – Disraeli Gears

freecovers.net
King Crimson – In the court of the Crimson King

king crimson
King Crimson – Lizard

lizard
The Beatles – Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band

sgt pepper
The Beatles – Revolver

revolver
Pink Floyd – Ummagumma

ummagumma

Por mí parte esto es todo Máximo, ha sido un auténtico placer contar contigo y te agradezco enormemente que le hayas dedicado tu tiempo a esta extensa entrevista. Tuyas son las últimas palabras.

Un abrazo y gracias por tu interés.

Transformación social a través de la música: El Sistema

Hace varias semanas pude ver en el facebook de la Escuela de Pensamiento Creativo Jokoa un video que encabezaban escribiendo “La música es poderosa”. Evidentemente llamó mi atención y me puse a verlo. El video en cuestión era el siguiente:

Se trata de una breve explicación de los motivos que llevaron a Jose Antonio Abreu a ganar el premio TED en el año 2009. Este señor fue el fundador de la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (FESNOJIV), también conocida simplemente como “El Sistema”, que a grandes rasgos podríamos describir como un programa que se lleva a cabo en Venezuela para la educación musical, pero evidentemente va mucho más allá, y eso es justamente lo interesante del proyecto. He de reconocer que desconocía por completo el fenómeno del que voy a hablar hasta que vi este documento, y cuál fue mi sorpresa, puedo asegurar que ha sido uno de los videos más emotivos y conmovedores que he visto en mucho tiempo.

Siempre he pensado que la música (al igual que todas las artes) es una potentísima vía de transformación social, aunque esto, a mi modo de ver, no haya sido tomado en cuenta con la intensidad que se debiera. Tal proceso entraña cierta complicación, y es que las artes durante los últimos siglos han sido patrimonio de las élites y clases altas, hasta el punto de que cuando este proceso se ha revertido haciendo partícipes a las masas, se ha vilipendiado su valor y se han convertido en artes populares peor consideradas que las primeras. Con esto quiero decir que democratizar los procesos artísticos y por tanto utilizarlos como instrumentos de transformación social, implica un arduo trabajo y un cambio total de paradigma. Esto es exactamente lo que ha conseguido El Sistema, el núcleo central de su proyecto, y es ahí donde radica su valor.

Estudiantes de El Sistema en un barrio de Caracas

Estudiantes de El Sistema en un barrio de Caracas

Tomando este principio de democratización de las artes como epicentro, se construye durante años todo un entramado institucional cuyo fin es utilizar las orquestas de música clásica y los coros como un medio para luchar contra la exclusión social en Venezuela,  trabajando especialmente con niños de clases medias y bajas. La lógica del funcionamiento de este método la resume Jose Antonio Abreu en esta frase: “En su esencia misma, la orquesta y el coro son mucho más que estructuras artísticas, (son) modelos y escuelas de vida social”. Con esto Abreu se refiere a los beneficios del trabajo en equipo, de la importancia de la disciplina y el trabajo, y quizás lo más importante de todo: del poder de la colaboración frente a la competición en un entorno de aprendizaje dinámico e interactivo, lo que supone un cambio de paradigma educativo revolucionario y urgentemente necesario, como el educador Ken Robinson indica en este simpático y revelador scribing.

Jose Antonio Abreu con niños participantes en El Sistema

Jose Antonio Abreu

De esta manera, inculcando la educación musical en los núcleos a partir de los dos años de edad, los niños que participan en El Sistema se ven rápidamente inmersos en un proyecto que además de apartarlos de problemáticas sociales les aporta ilusión, respeto y admiración por el conocimiento y la cultura. Por otro lado y dejando a un lado las consecuencias de dicho método de trabajo, no son menos importantes los beneficios sociales intrínsecos que tiene la música y su interpretación, a saber, la solidaridad, la mutua compasión y el sentido de comunidad.

Al mostrar mi interés en el fenómeno a través de facebook, Jokoa me invitaron a ver el documental sobre El Sistema llamado “Tocar y luchar”, que también desconocía por completo. En esta película se puede ver la cara más estrictamente musical del entramado,  tocando someramente su potencial como motor de cambio social. No obstante es interesante ver como iniciándose en núcleos pobres y marginados se construye una de las mejores orquestas a nivel mundial, reconocida por los más importantes músicos y directores de orquesta del planeta. Algunos de los venezolanos iniciados en El Sistema son hoy son reconocidos intérpretes y directores, caso de Gustavo Dudamel, lo que atestigua que el proyecto supone también una oportunidad de futuro.

Gustavo Dudamel y la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar

Gustavo Dudamel y la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar

En suma, El Sistema pone de manifiesto que la música no entiende de clases y que puede ser una herramienta de transformación social revolucionaria. El propio Abreu señala que hace siglos el arte lo desarrollaban las minorías para las minorías, posteriormente pasó ser consumido por las mayorías, aunque su producción seguía estando restringida a las élites. Iniciativas como esta demuestran que puede ser perfectamente producido y consumido por las masas sin restricciones de ningún tipo, de lo que se derivarán importantes beneficios sociológicos y psicológicos para las comunidades y los individuos. El ejemplo ya lo tenemos, ahora solo nos queda recoger el testigo y seguir trabajando en esta línea. Las artes y los escenarios sociales son diversos, así que las posibilidades serán infinitas.

El heavy metal por fin tendrá su revista académica

Grata fue mi sorpresa cuando hace unos días me avisaban Salva Rubio y Rubén G. Herrera vía Twitter de la próxima salida de una revista académica sobre metal. Para más información, en el blog de Salva Rubio pude leer la noticia más detalladamente. Resulta que la editorial Intellect va a editar una revista multidisciplinar que abordará desde la perspectiva científica diferentes aspectos concernientes al metal en artículos de investigación. La revista, bajo el nombre Metal Music Studies, será un trabajo de la International Society For Metal Music Studies (ISMMS) y saldrá en el año 2015.

mms

Para ir reclutando investigadores al proyecto se ha hecho un “call for papers” invitando a los interesados a participar con sus conocimientos, y a tenor de los últimos comentarios hechos en la página de Facebook de la ISMMS han debido conseguir una considerable respuesta, pues ya son muchos los nombres que se han unido a las filas del proyecto, doctores en su mayoría. Las disciplinas que a priori tendrán cabida en la revista abarcan la Sociología, Musicología, Teología, Filosofía, Política, etc.

La noticia ha sido bastante bien recibida por los círculos interesados en que esta música suba un peldaño más. No es raro, y es que ciertamente llama la atención que numerosas representaciones de la cultura popular aun no hayan logrado alzarse con el reconocimiento académico que merecen, el heavy metal entre ellas. No es por falta de interés académico desde luego, lo demuestran numerosos estudios, tesis y trabajos que se han movido en esta línea, la gran mayoría pasando desapercibidos, aunque otros con un contenido más asequible si han llegado a tener cierta popularidad entre, eso sí, el público consumidor de heavy metal. Ahí tenemos los ejemplos de los documentales del antropólogo Sam Dunn (“Global Metal” principalmente) o el libro “Metal extremo: 30 años de oscuridad” del propio Salva Rubio.

Global Metal de Sam Dun

Global Metal de Sam Dun

Esta es sin duda una gran oportunidad para dar difusión a todos esos estudios académicos que ahora mismo difícilmente llegan a tener notoriedad, pues aglutinándolos en una sola revista acercarán las investigaciones académicas al público heavy, acrecentado posiblemente el interés en esta clase de estudios. A su vez Metal Music Studies fortalecerá la presencia del heavy metal en el ámbito académico, pero no olvidemos que este género es solo una pequeña parcela de una rica cultura popular que tiene un potencial académico apabullante y que en cierto modo sigue siendo ajena a las grandes investigaciones. Ojalá este proyecto solo sea un eslabón más de una larga cadena que se antoja necesaria, por supuesto cuentan con todo mi apoyo.

Para más información contactar con el editor jefe: Karl Spracklen (K.Spracklen@leedsmet.ac.uk)

Hablando con David Pintos. Rock progresivo, medios de comunicación y cultura alternativa

Después de largo tiempo sin publicar entrevistas quiero volver a este apartado, en gran parte para poder darme el gusto de conversar con personas que aporten interesantes experiencias y puntos de vista sobre el campo en el que se mueven. Vuelvo a ello con un invitado que considero de lujo, ya que aunque su nombre no sea muy conocido, su experiencia en el mundo del rock, especialmente progresivo, es dilatada y comprometida. Se trata de David Pintos, y para poner en situación a quienes no conozcan sus andanzas diré que es presentador del programa de radio Subterránea, que en apenas dos temporadas ha logrado consagrarse como uno de los medios estatales de referencia en el rock progresivo. También es colaborador en el prestigioso webzine Portal Esquizofrenia, dedicado al mismo género, del que es fiel seguidor desde hace décadas. Ha dedicado toda su vida laboral al audio y el sonido, siendo técnico desde hace más de veinte años. Actualmente forma parte del ambicioso proyecto Spanish Art Rock (SAR), una reciente asociación que se dedica a la divulgación de la música progresiva creada dentro de nuestras fronteras. De todo ello hablamos en esta profunda charla, en la que abordamos el pasado, presente y futuro del rock progresivo, amén de otras muchas otras cuestiones de indudable interés sociológico tales como el panorama mediático actual y sus posibilidades de futuro o la cultura de masas.

David Pintos

David Pintos

Muy buenas David, muchas gracias por ofrecerte para mantener esta conversación, más aun sabiendo lo liado que estás  entre todos tus proyectos. Uno de los últimos saraos en los que has estado metido ha sido en el Solaris Art Rock Experience, el primer festival organizado por Spanish Art Rock en el que tocaron Absente-H, Tricantropus y El círculo de Willis. ¿Puedes explicarnos un poco en que consiste este colectivo, cuáles son sus, objetivos  y por qué surge?

Este colectivo está constituido por los programas de radio, “Los recuerdos del unicornio” y “Subterranea”, con la participación también de “Portal Esquizofrenia” a efectos de promoción. Su objetivo es promover las excelentes bandas pertenecientes a la Spanish Art Rock en una fiesta que además de reunir a medios y bandas sea una experiencia diferente al típico concierto. Es decir, que exista una interacción entre músicos, organizadores y público, con concursos, actuaciones y todas las sorpresas que se nos ocurran. Surge a raíz de dos programas de Subterranea, uno triple celebrado en mayo del año 2012, donde de forma espontánea se crean los cimientos de la SAR (Spanish Art Rock) y otro, ya en la segunda temporada, en el que invitamos a Paco López de los Recuerdos del Unicornio. En ambos se plantea la idea de organizar festivales con grupos de rock progresivo español para contribuir a difundir la maravillosa música que se hace en España en la que consideramos una nueva época dorada de este estilo en este país.

Cartel del Solaris Art Rock Experience

Cartel del Solaris Art Rock Experience

En la organización del concierto colaborabais junto a Subterránea, Portal Esquizofrenia y Los Recuerdos del unicornio. ¿Pensáis mantener esta unión en los próximos eventos? ¿Podemos separar la asociación de estos tres medios de comunicación o todo forma parte de un mismo equipo?

Todo forma parte de Solaris, son piezas fundamentales, por una parte está la SAR que da sentido a esto, por otra parte la gran experiencia y divulgación del equipo de los Recuerdos del Unicornio en organización de “saraos” de este tipo, la gran difusión de Portal Esquizofrenia y finalmente Subterranea con un equipo muy amplio que incluye al gran diseñador Angel Lajarín, la fotografía de Eden Garrido y María José Garrido, el video y gestión de Ricardo Hernández, las múltiples actividades de Alexandro Baldassarini y Fernando Medina, y yo mismo como conductor del evento.

Parte del SAR en el Solaris Art Rock

Parte del SAR en el Solaris Art Rock Experience

Según lo leído y escuchado en Subterránea las sensaciones del festival fueron muy buenas ¿Cuál fue el resultado de esta primera toma de contacto con el público? ¿Se respondió bien?

He de decir que ha sido excelente en todos los aspectos. Aunque reconocemos que nos hubiera gustado la asistencia de algo más de público, el que asistió, resistió estoicamente las más de cuatro horas de fiesta. Además las sensaciones que nos trasmitieron no han podido ser mejores, razón por la cual se podían ver muchas camisetas de Solaris a medida que trascurría esta. Se rieron con los numeritos que montamos y prestaron atención y vibraron con las tres grandes bandas que dieron música y color al festival.

Los grupos que reunisteis para este concierto forman parte de un sector nacional con fuerte presencia joven y que se mueve en el rock progresivo. Según tengo entendido este tipo de grupos es al que queréis darle mayor difusión y salida. ¿Crees que dentro del público progresivo estas bandas están infravaloradas y no tienen el reconocimiento que merecen? ¿Qué grupos de esta tendencia recomendarías a quien esté leyendo esta entrevista?

Creo que la presencia de seguidores de estas bandas es de todas las edades. Queremos darle salida a toda banda de rock progresivo que tenga una cierta calidad y necesite sentirse respaldada. Respecto al reconocimiento de las bandas por el público, creo que el reconocimiento les llega en cuanto dicho público entra en contacto con ellas por la vía que sea, bien porque es apoyada por los medios, o porque se encuentran con ellas en directo. Lo dije en la mesa redonda del programa especial que hemos hecho de grupos españoles, que en España hay sobrada calidad para ser un referente a nivel mundial, tan sólo hace falta el empuje necesario y creérselo.

Grabación de los programas "germen" de SAR

Grabación de los programas “germen” de SAR

¿Me puedes contar grosso modo cómo funciona internamente la asociación? ¿Cómo se puede ser asociado y qué “beneficios” aporta serlo? ¿SAR es y pretende ser una organización autogestionada?

Está gestionada por los propios músicos de las bandas en un foro activo a través de internet, dada la diversidad de ubicaciones de cada banda. Además nosotros intentamos ayudar en lo que podemos. Cualquier banda de Art rock nacional (entendiendo art rock por música rock progresiva o similar cuya composición sea más creación artística que producto comercial) puede formar parte de SAR, tan solo tiene que visitar la web y solicitar formar parte. Los beneficios son formar parte de una asociación en la que cada banda busca puntos de difusión, conciertos, festivales como un agente comercial en cada zona. De esta manera muchas bandas están encontrando más facilidades para tocar en otras partes del país que de no ser así sería inviable. La autogestión de la SAR es algo circunstancial. Ahora mismo funciona así, pero podría plantearse de otra manera si resultase más efectiva.

Aquí en España hay multitud de organizaciones con objetivos similares a los vuestros, en el mundo del metal por poner un ejemplo hay un fuerte movimiento. ¿Conocéis a alguna de estas asociaciones? ¿Por qué piensas que empieza a haber un fuerte tercer sector en España relacionado con el mundo de la música?

Sabemos que existen otras organizaciones y creo que esto se produce como consecuencia lógica al momento que vivimos, internet es una herramienta que bien utilizada es muy poderosa y a su vez permite plantear y desarrollar organizaciones alternativas que fomenten una iniciativa cultural, con armas suficientes para difundir y organizar todo tipo de eventos, sin estar supeditados a medios y organizaciones ya establecidas que no tienen por qué querer apoyar esta música.

¿Tenéis intención de hacer lazos con entidades parecidas a la vuestra, dentro o fuera de nuestras fronteras? En la entrevista que hicisteis a Thijs Van Leer en Subterránea hablabais de Progmotion en Holanda, pero supongo que hay montones de organizaciones como esta, ¿qué tipo de relación tenéis con ellas? Comentabais que la aceptación del DVD de bandas españolas que editasteis SAR tuvo muy buena aceptación en los festivales europeos.

Ya hemos hecho diversos lazos con varias asociaciones a nivel internacional como la propia Progmotion de Holanda, la Classic Rock Society en Inglaterra o la asociación Crescendo en Francia. Ahora mismo estamos empezando a entablar relaciones con diversas asociaciones y medios en Italia y en Latinoamérica. La relación con todos ellos es formidable y sirve para intercambiar impresiones sobre nuevas formaciones, así como ideas para la organización de eventos o la propia difusión de esta música. La sensación que tenemos en estos momentos es muy positiva dada la complicidad con todos los contactos en diversas partes de Europa, apoyada ésta por las facilidades de feedback que proporciona la globalización en Internet. El DVD de la SAR ha sido recibido por músicos, promotores y organizadores de Festivales con gran entusiasmo. Con una clara sensación de alegría al saber que algo importante está sucediendo en España con este estilo de música.

Rick Wakeman con el DVD del SAR

Rick Wakeman con el DVD de la SAR

No puedo negar que cuando leí la noticia de la vuelta de Camel pensé en colectivos como el vuestro o el de El Lago de Bornos como posibles organizadores de hipotéticas fechas en España si hubiera gira, aunque doy por hecho que es bastante utópico. Meses antes del Solaris Art Rock también vi una encuesta en Facebook donde se preguntaba sobre el interés de ver en España a bandas como Focus o Caravan (si no recuerdo mal).  ¿En el futuro pensáis abrir miras y organizar eventos con grupos clásicos y extranjeros o preferís ceñiros a las bandas jóvenes españolas más underground?

Queremos hacer una apuesta muy fuerte por las bandas españolas, sean jóvenes o no, porque creemos firmemente que actualmente vivimos una época dorada de este estilo en este país. Creemos además que es preciso hacer ver en Europa y en todo el mundo que la música que se hace aquí es de una gran calidad, abarca todo tipo de variantes interpretativas y compositivas, se atreve sin complejos a obras conceptuales, al virtuosismo, a la teatralidad en el directo y además consigue en muchos casos ser original y fresca. Pero todo ello no está reñido con traer a España a grandes bandas internacionales de las que ya disponemos del contacto y en algunos casos de una excelente relación. De hecho, tenemos en estos momentos algunos proyectos en marcha. Además se puede aprovechar para promocionar a grupos de la SAR acompañando a estas bandas como teloneros. En el caso que me preguntas de Camel,  podría caber la posibilidad de verlos por España, no lo descartes, todo es posible.

Cambiando un poco de tercio, como participante que eres en dos de los medios principales referidos al rock progresivo en España y que se encuentran relativamente alejados de los medios tradicionales, ¿consideras que el rock progresivo y en general la música de calidad queda totalmente al margen de los mass media? Personalmente creo que actualmente hay posibilidades de sobra para crear plataformas comunicativas de muchísima calidad que promocionen contenidos alternativos y que debemos apostar definitivamente por ellas. Creo que en cierto modo los canales tradicionales de los mass media han quedado obsoletos, ¿tú qué opinas a este respecto?

Los mass media difícilmente van a entrar a fomentar esta música, es algo que no contemplan, ni lo pretenden. De todas formas, como bien dices, es el momento adecuado para establecer nuevos formatos de radio que compitan directamente con los mass media y no estén supeditados a una concesión inviable para un medio alternativo. La radio en internet llega y llegará a cada ciudadano a través de los Smartphone, lo que supone que cada individuo pueda optar a la radio que desee sin estar limitado por una banda de frecuencia. Además es inminente que todos los aparatos de radio de los coches puedan reproducir APPs de radio, vía 3G. Esto va a suponer una revolución que no ignoran los grandes medios, pero que democratiza la difusión no solo de música alternativa, sino de contenidos y temáticas que no atienden necesariamente a los intereses de los monstruos de la comunicación de masas. Precisamente, en Subterránea contemplamos esa posibilidad como una expansión de futuro. También he de decir que la radio ha de ir acompañada de un buen soporte web, tanto como página de noticias, como punto de debate e interrelación con los oyentes vía foros o redes sociales. La colaboración entre Portal Esquizofrenia y Subterránea es una prueba de la buena labor que ambas pueden ejercer retroalimentándose a sí mismas.

Miembros de Subterránea y Portal Esquizofrenia

Miembros de Subterránea y Portal Esquizofrenia

Tengo que confesarme seguidor de Subterránea, me parece un programa de radio magistral y muy necesario. Se nota que está hecho por auténticos melómanos y admiro vuestra manera de desarrollar el programa, primando claramente el contenido sobre el ritmo. Es un espacio para fanáticos de la música, para escuchar tranquilamente y degustar rock, opinión y experiencias. ¿Cómo se ha formado y desarrollado el proyecto?

Gracias por los elogios. Subterránea nació un buen día en el que asistí como invitado a un programa de Radio de gran calidad llamado “La otra frontera”, el cual estaba desarrollado y presentado por Ricardo Hernández y Edén Garrido, además de otros colaboradores. Aquel día dejé caer al aire el por qué no hacer un programa sobre rock progresivo teniendo en cuenta que los tres y además Engelbert Rodríguez y Agata Banska hacíamos quedadas para charlar y escuchar buenos discos y DVDs de este estilo de música. Empecé a mover la idea mientras me sentía respaldado por mis otros tres compañeros que creyeron en la propuesta. En el weekend de Marillion de 2011, Engelbert y yo hablamos con David Fresno del proyecto y se apuntó. Creímos tener un buen equipo para hacer una prueba y lanzarnos. Y el resto ya lo conoces. Realmente confieso que las casualidades de la vida han propiciado que el equipo inicial nos conociéramos en conciertos, tuviéramos afinidad entre nosotros y además se juntase el talento del erudito David Fresno, los increíbles conocimientos de música y sobre todo técnicos, de sonido, de radio y de edición de Ricardo Hernández, las increíbles fotógrafas Edén Garrido, María José Garrido y Agata Banska, así como el encomiable aporte de Engelbert Rodríguez y lo echado para adelante que he sido yo siempre. Este equipo tiene lo necesario para que la cosa funcione y no es otro el secreto que la pasión por esta música y no creerse nada, ni el más sabio, ni el más listo, simplemente unos aficionados más, que han querido llenar un espacio ameno con esta maravillosa música. A partir de ahí se intentan hacer las cosas con rigor, mucha frescura e imaginación. Por último, me quiero acordar de los fichajes posteriores, tres auténticos cracks que han subido el nivel sobremanera, Fernando Mediana, Angel G. Lajarín y Alexandro Baldassarini.

Según las fotos que puedo ver en vuestra página de Facebook intuyo que la emisión la realizáis desde un podcast relativamente casero ¿es así? ¿Contasteis con cierto apoyo para poner el proyecto en marcha o salió todo de vosotros mismos? Si es así el trabajo ha sido excepcional y es una gran demostración de cómo es posible convertirse en un referente solo con pasión y trabajo.

Todo ha salido de nosotros mismos, con nuestros propios medios y sin apoyo externo alguno. La suerte es contar con dos técnicos de sonido en el equipo y que uno de ellos sea un fenómeno de la edición. Además interviene el factor creativo que tiene mucha importancia en Subterránea y una visión muy profesional del contenido final. Si a esto le sumas una relación entre nosotros inmejorable y un gran sentido del humor, el resultado es el que conoces.

Grabación de Subterránea

Grabación de Subterránea

En poco tiempo creo que Subterránea ha crecido muchísimo y sois cada vez más conocidos y seguidos. ¿Consideras que medios alternativos de este tipo pueden llegar a convertirse en espacios que enganchen a la gente a esta música o solo servirán de entretenimiento para quienes ya estamos metidos?

Creo que un medio alternativo puede ser un referente perfectamente. Estamos todavía demasiado anclados en el concepto de los mass media como gran medio de difusión. Pero estos siguen basándose principalmente en los canales tradicionales, que son los que tienen apoderados y menosprecian a los medios alternativos que utilizan las redes basadas en internet, porque los ven como intrusos que amenazan su círculo de control y de confort. Es precisamente internet el canal que más crece día a día y la oportunidad para poder elegir de verdad un producto o contenido acorde a tus gustos. Es decir, que por primera vez no encendemos el receptor y esperamos a ver que nos ponen, sino que somos nosotros mismos los que elegimos lo que queremos oír. Esto es una democratización total de la cultura, ya que por mucha cadena que podamos sintonizar en los distintos rangos de frecuencia que existen, difícilmente vas a encontrar en un medio de masas un espacio que hable de rock progresivo, o quien dice música, dice contenidos sobre distintos pensamientos alternativos al sistema en el que vivimos. En nuestra experiencia con Subterránea  conocemos varios casos de personas que llegaron al programa de rebote y en poco tiempo han pasado de apenas conocer esta música a ser verdaderos seguidores y apasionados.

David Pintos en Subterránea

David Pintos en Subterránea

Otro de los puntos que me parecen muy interesantes en el programa es que a pesar de estar muy centrados en el rock progresivo tocáis varios palos. Barriendo para casa, más de una vez os he escuchado hablar de bandas de metal progresivo, gótico, o incluso de grupos como Tygers of Pan-Tang, ¿qué tipo de gustos tenéis además del rock progresivo? ¿Notas diferencias entre los gustos de los más jóvenes y los más veteranos del programa o no hay cambios generacionales en las preferencias?

La ventaja de ser un equipo amplio es que siempre hay ciertas diferencias de gustos entre nosotros, pero sin embargo no noto ninguna diferencia generacional. Algunos tenemos muchos nexos en común, pero por supuesto cada uno de nosotros tiene sus preferencias. En el caso de Engelbert se puede observar claramente su inclinación hacia el metal, David Fresno es un amante de los clásicos y de estilos tipo Canterbury, Zeuhl o incluso el RIO, y más allá de esto sé que  le gusta mucho el Jazz. Fernando, Angel y Alexandro son bastante abiertos a todos los estilos si son de calidad, sobre todo el Heavy y el rock, Ricardo tiene cierta debilidad por el folk, el hard rock y sé que le gusta el AOR, en mi caso también soy bastante abierto a todo lo que sea de calidad. Siempre me han gustado grupos como por ejemplo los Simple Minds, Dire Straits y sobre todo el AOR: Journey, STYX, Toto, Chicago, Boston, Survivor….

He disfrutado muchísimo escuchando los monográficos sobre bandas que habéis hecho (Pink Floyd, Camel y Genesis) y creo que han tenido una aceptación buenísima por lo completos y dinámicos que han sido. ¿Tenéis alguno más entre las manos? ¿Habéis pensado en hacer alguno sobre alguna banda clásica de progresivo española o sobre algún movimiento como el progresivo catalán o el rock andaluz?

Los monográficos sobre bandas estarán siempre presentes en Subterránea  porque creemos que es fundamental dedicarles dos programas a todos aquellos grupos trascendentales en la historia de esta música y afortunadamente ha habido muchos, unos con más peso e importancia y otros con menos, pero igualmente son todas un patrimonio de la cultura que conviene analizar con mucho rigor y cariño. La aceptación ha sido impresionante en todos ellos, sobre todo la primera parte de Genesis que ha batido todos los records. Ya tenemos todos los de esta temporada pensados, faltan dos más y prácticamente ya están perfilados los de la siguiente. Respecto al rock progresivo clásico español tenemos en mente hacer uno o dos programas especiales.

Participantes en los monográficos de Genesis

Participantes en los monográficos de Genesis

Hablando de bandas españolas y habiendo vivido en mayor o menor medida las décadas de los 70 y 80, ¿cómo valoras la música progresiva que se hizo aquí? ¿Por qué crees que no hemos tenido una tradición como por ejemplo la italiana?

La música que se ha hecho en España sobre todo en los 70, me parece muy buena y con mucha personalidad, quiero decir que se notaba claramente que llevaba un sello de rebeldía y frescura casi como una marca propia. El problema es que quizás eso haya sido un arma de doble filo, es decir, no fue demasiado aceptado fuera de España, sobre todo en Europa, por el mensaje, el idioma y los matices locales. En Italia siempre ha habido un movimiento musical más arraigado y más abierto. Aquí siempre se ha fomentado una forma de hacer música por puro interés. Tan solo tras la transición existió un verdadero movimiento cultural abierto que salió claramente a la luz. Después ha seguido existiendo, pero ya pasó a un segundo plano, de nuevo ensombrecido por un nuevo interés que apoyaba música paupérrima que además marcó una época.

Teniendo en cuenta tanto a los grupos clásicos como a los actuales ¿Con qué cinco discos de rock progresivo español te quedarías?

Es muy difícil hacer una selección de cinco discos. A pesar de ello me quedaría con Ciclos de los Canarios, El patio de Triana, Coses Nostres de Iceberg y tengo que poner dos actuales, porque estoy emocionado con el panorama actual y aunque me gustan muchísimos tengo que incluir Chasing Time de Harvest y el disco de título homónimo de Sonutopia, dos discos que me encantan.

"El patio" de Triana

“El patio” de Triana

Yo me declaro fanático del rock andaluz y bandas como Triana me transmiten una sinceridad y un sentimiento que creo que fue totalmente revolucionario, aunque su técnica no fuera tan depurada como la de bandas como Alameda o Imán. A todos estos grupos les atribuyo un valor especial por desarrollar una propuesta tan innovadora en tiempos negros en España y por explorar en algo tan inmovilista como el flamenco. ¿Qué ingredientes crees que se conjugaron para dar lugar a algo como el rock andaluz y por qué crees que finalmente no ha llegado a cuajar tanto como otros movimientos musicales?

Bajo mi punto de vista es la consecuencia lógica producida por las raíces musicales de una cultura y la tentación de hacer algo tan fresco y revolucionario como el rock, ambos estilos estaban condenados a coexistir igual que la música celta y el rock en Irlanda o Inglaterra. La fusión, que por una parte desató el interés, pasado un tiempo se perdió al aparecer nuevas fórmulas más comerciales y generales, además de la exagerada repercusión de la movida de los ochenta, que de por sí mató buena parte de la música de gran calidad artística que se hacía hasta entonces.

Personalmente pienso que la situación social fue uno de los grandes motores del rock de los setenta, y en concreto en España el franquismo, la transición y en definitiva todo el proceso de cambio político y social. Creo que los grupos de esta corriente supieron plasmarlo en una música absolutamente revolucionaria en forma y fondo. Sin embargo pienso en la lamentable situación actual y al menos en el metal no veo esto tan claramente, ¿en el rock progresivo actual si ves una respuesta social? ¿tienes alguna teoría de por qué puede pasar esto?

En el rock progresivo muy actual sí que existe un gran número de mensajes relacionados con la caótica situación que estamos viviendo y se puede ver reflejado en casi todo lo que se está publicando. Las letras han dejado los temas comunes a este estilo como la ciencia ficción, las grandes novelas literarias, o la fantasía por letras que animan a despertar hacia un mundo más justo, sobre la forma de vida robotizada que llevamos o incluso es crítica con política, conflictos armados, sociales etc. Un buen ejemplo de ellos son los dos primeros temas del último disco de Marillion, “Sounds That Can´t Be Made” o el último álbum de Riverside, “Shrine Of New Generation Slaves” donde los polacos nos hablan de las vidas grises, rutinarias, tristes y sin futuro de buena parte de la generación actual.

Portada de "Shrine of New Generation Slaves" de Riverside

Portada de “Shrine of New Generation Slaves” de Riverside

Sinceramente creo que el reconocimiento de músicos españoles de progresivo es muy escaso (salvando a Jesús de la Rosa), a casi nadie les suenan nombres como Max Sunyer, Gualberto o Manolo Rosa. No sé si será así en todos los países pero intuyo que gente como Andrew Latimer o Thijs Van Leer si son relativamente reconocidos en su tierra. Supongo que en cierto modo se debe a que somos un país que desecha bastante su propia cultura. Creo que uno de los fines de SAR, Subterránea y cientos de organizaciones más es cambiar en la medida de lo posible esta tendencia. ¿Qué piensas acerca de esto? ¿Es factible modificar esto con nuestro trabajo?

Es cierto lo que dices, en este país por alguna razón sociocultural siempre hemos apreciado más lo de fuera que lo interno. Es algo que está cambiando en otras disciplinas como los directores de cine, algunos actores, guionistas. Pasa también en el deporte, donde de pronto somos los mejores. Pero en la música, en lo que respecta a este estilo, todavía damos más importancia a lo de fuera. Quizás es porque todavía nadie ha conseguido hacer valer la música que se hace aquí, es algo que nosotros intentamos con SAR, Subterránea y Solaris, pero que llevará su tiempo. Yo tengo fe en que si todos nos decidimos a apoyar nuestra música, tarde o temprano los nombres que mencionas y otros muchos serán reconocidos. También hay que apuntar que vivimos en un país demasiado manipulado por un círculo cerrado de artistas que se han adueñado del concepto “música española” en general y que es un pez tan grande en una pecera que no permite vivir a otros peces. Ellos mueven mucho dinero en este mundillo y lo que quieren es que la mayoría de los españoles e hispanohablantes crean que sólo existe la música que ponen en las radios mass media y en las televisiones de masas. Es por ello que es muy importante que cada vez más personas se den cuenta que hay más vida más allá de los medios convencionales y que se están perdiendo auténticas joyas por culpa de no buscar más allá.

Por mi parte esto es todo David, ha sido un placer conversar contigo. Mucha suerte con SAR, Subterránea y todos tus proyectos. Tienes la última palabra para enganchar a los lectores a  estas fantásticas iniciativas.

Muchas gracias David por tu interés y a colación de lo último que he dicho, quiero terminar diciendo que uno de los ejercicios más gratificantes y beneficiosos para uno mismo que podemos concedernos hoy en día, con las oportunidades que hay de acceso a la información, es que de una vez por todas, podemos ser nosotros los que controlemos nuestras vidas. Con esto quiero decir que no permitamos que nos digan lo que tenemos que saber, ver, leer o escuchar, seamos nosotros mismos los que escojamos, valoremos, juzguemos y elijamos. De esa forma, sin que nos demos cuenta, evolucionaremos como personas y además seremos más felices, precisamente por disfrutar realmente de lo que nos gusta y no de lo que nos dicen que nos tiene que gustar.

La joven magia rockera de Mean Machine


Cada vez son más las bandas jóvenes que hacen las cosas realmente bien en este país. Si tuviera que quedarme con una de ellas probablemente eligiría a los barceloneses Mean Machine, la verdad es que me cuesta sacarles puntos flacos y los méritos que les veo son cuantiosos. Superan con creces las carencias que en muchas ocasiones les pesan a las formaciones con poca experiencia, desde las composiciones, la cohesión, el directo, la producción o la garra, que desde su primera grabación han dejado más que patente.

SONY DSC

La banda nace de las cenizas de Death Valley, quedándose solo en tres miembros: Raúl Mesa, Marc Tapies y Juan pedro Quesada. Trío que se basta y se sobra para poner encima de la mesa un speed/heavy metal de raíces claramente rockeras, con el indudable sello Motörhead. Sin embargo no sería justo encasillarlos ahí, ya que pueden notarse diversas influencias en sus temas, sin ir más lejos en su primera maqueta se destila en ciertos momentos un aire “Kill ‘em all” de Metallica que les haces sonar más agresivos y spéedicos, sin perder la vena rockera.

Hasta el momento han editados dos demos que adolecen de su corta duración pero sacan cabeza, además de por sus buenas canciones, por una estupenda producción. Su “Goin’ on the run” de 2010 contiene cuatro cortes propios (más una versión de Motörhead) que muestran su lado más rápido, con canciones como “Send me to kill” que son un puro torbellino carne de directo. Desde su primera escucha te atrapa esa magia que tienen los buenos grupos de rock n’ roll, fórmulas simples pero efectivas, canciones de estructuras directas con estribillos coreables. Son composiciones a las que no se le puede sacar un pero, más teniendo en cuenta en cuenta la edad de quienes lo facturan, que apenas llegaban a la mayoría de edad.

Mean Machine en el 6th Heavy Metal Espectros

Mean Machine en el 6th Heavy Metal Espectros

En 2012 editan “Loud & Proud”, grabado en los Moontower Studios de Javi Félez. Este EP de cuidada presentación sigue unos derroteros más rockeros que su predecesor, exceptuando un par de cortes. Parece que aquí la banda se encamina más a un sonido propio para un (espero) próximo LP que por fin sacie la “sed de más” que irremediablemente dejan estos dos aperitivos. Los tempos generalmente más pausados de “Loud & Proud” no menguan la actitud y garra del trío, que siguen siendo las mismas, para muestra “Rock n’ roll wizard” y su hedor a whiskey y bar de mala muerte.

Portada de "Loud & Proud"

Portada de “Loud & Proud”

Si hay algo que considere mejorable de cara al futuro disco pondría el acento en la variedad de las composiciones, ya que a veces las estructuras que utilizan en sus canciones son demasiado similares entre sí, pisando el acelerador al final del tema y haciendo hincapié en los estribillos. No creo que le falten recursos a la hora de armar sus piezas y estoy seguro de que en trabajos venideros encontraremos las diferentes facetas de los catalanes y la forja de un sonido 100% propio del que ya han sentado las bases.

Desde mi punto de vista son una de las bandas noveles que más despuntan ahora mismo del país, y no son pocas las razones, suenan muy maduros y compactos comparados con bandas de su nivel y experiencia, tanto en estudio como en directo. Quizás lo que más necesiten sea sacar un LP sin dormirse en los laureles, antes de que se esfume su nombre, en el que desplieguen con suficiente minutaje una propuesta estable que les permita tocar por toda España y demostrar su valía, que por desgracia aún permanece en un injusto anonimato.

La industria discográfica y su guerra contra el tiempo

A veces parece que la industria discográfica y los usuarios que descargan contenidos de la red juegan al juego del gato y el ratón de manera interminable. Siempre he pensado que esto es así porque la industria se resiste a aceptar que ha perdido una batalla ganada por el propio tiempo. Estamos más que acostumbrados a leer las embestidas que una y otra vez realizan quienes se benefician de la industria discográfica y cinematográfica a los que en teoría hacen tambalearse su modelo de negocio, a saber, usuarios que descargan de internet, top manta, o incluso nuevas plataformas de negocio a través de la red (caso del cine por ejemplo). Y no es menos cierto que existe una honda problemática, pues en los últimos años ha habido un descenso en el consumo de productos de estas industrias, lo que ha provocado que lobbys actúen presionando a las esferas públicas con el fin de producir cambios legislativos que sirvan a sus intereses económicos.

Aviso del cierre de Megaupload por el gobierno estadounidense

Aviso del cierre de Megaupload por el gobierno estadounidense

Como es lógico muchos estudios han abordado esta cuestión desde distintas perspectivas y los resultados han apuntado a diferentes causas y tendencias. Como señalaba, desde la industria se ha atacado constantemente a internet y su creciente uso como factor causal, sin embargo el argumento esgrimido ha sido basado en datos agregados que no contemplan otros factores, simplemente que el consumo de bienes de la industria ha bajado y que las descargas de contenidos culturales de la red ha aumentado. Para arrojar luz sobre este tema, Manuel Herrera-Usagre publicaba a finales de 2012 un lúcido artículo en Papers, la revista sociológica editada por la Universidad Autónoma de Barcelona, bajo el nombre de “El impacto del intercambio de música sobre la compra de discos y la asistencia a conciertos. El caso de España”. En este trabajo se toma la “Encuesta de hábitos y prácticas culturales” (SGAE, Ministerio de Cultura, 2007) y se aplican técnicas multivariables para entender el perfil de los consumidores de productos musicales (no solo discos) y comprender los efectos de las nuevas tendencias en el consumo.

Antes de atender a los reveladores resultados de este artículo, Herrera-Usagre explica convenientemente los cambios que se han producido en este sector que han dado lugar a la actual problemática. Es necesario entender que la industria discográfica en su modelo tradicional de negocio ha conseguido sus beneficios económicos de la reproducción de las copias en formato físico, dado que no existía otra manera de poseer dicho contenido, en otras palabras, el dinero que producía para la industria la música venía de la reproducción del soporte (muy barato en coste económico), ya que el propio contenido en sí no poseía valor económico. El cambio crucial llega con la posibilidad de romper el hasta entonces binomio inquebrantable de contenido-soporte, posibilidad que ponían las nuevas tecnologías al alcance de nuestra mano. Este el el núcleo central del problema: La capacidad de compartir información sin beneficio directo para la industria musical, lo que supone una clara amenaza para el funcionamiento clásico de dicha industria.

Vinilos

Discos de vinilo

Aquí es donde entran las redes P2P (peer-to-peer), tales como Napster en su día o Emule. Estos canales posibilitan el intercambio de contenidos entre usuarios sin que eso signifique una retribución económica directa para industria o creadores. En este punto es donde surge el gran problema que nos ocupa, donde las asociaciones y lobbys de las industrias alzan el hacha de guerra. Es cierto que estas nuevas posibilidades hacen tambalearse la lógica de la industria concebida como hasta entonces, pero es necesario plantearse el cambio que sufre el beneficio, que pasar de ser económico referido al soporte, a ser un beneficio directo para el creador en tanto las posibilidades de difusión son extremadamente mayores. El cambio ciertamente es profundo, es de mentalidad y de lógica, de concebir el beneficio como algo más allá de la retribución económica directa, de dejar de pensar en el valor del soporte para empezar a pensar en el valor del contenido, y de concebir nuevas estrategias económicas adaptadas al nuevo modelo.

Interfaz de Utorrent (P2P)

Interfaz de Utorrent (P2P)

Por otra parte tenemos que dejar claro que la industria discográfica no queda herida de muerte como veremos en los resultados de este trabajo, simplemente queda reducida a un público mayoritariamente melómano y coleccionsta, que es en realidad el consumidor fijo de discos. Para entender esto, Herrera-Usagre utiliza los conceptos de “perspectiva de la sustitución utilitarista” (PSU) y de “perspectiva de la complementariedad del consumo” (PCC). En la primera teoría el nuevo marco de consumo cultural sustituye al antiguo modelo, sin embargo en la segunda perspectiva se defiende la convivencia de ambos modos de consumo. Esta visión complementaria es la que se deduce del análisis multivariable del artículo al que hago referencia y la que personalmente defiendo.

Como acertadamente se indica en el artículo de Herrera-Usagre es absurdo reducir el consumo musical exclusivamente a la compra de material audiovisual, es necesario introducir la variable de asistencia a conciertos para comprender los efectos de las nuevas tendencias del consumo. El cambio de lógica del beneficio que comentaba anteriormente considero que tiene una importante incidencia en este aspecto, pues el acceso de pequeños artistas a la difusión global y gratuita de sus contenidos incrementa sus posibilidades de llegada al público, que retribuye a los creadores de manera mucho más directa en la asistencia a sus conciertos. Aquí conviene sacar a colación datos que apuntan que desde 2001 a 2008 en España el porcentaje de espectadores a conciertos creció un 51% y la recaudación de los mismos un 116% (Fundación Autor-SGAE y Ministerio de Cultura, 2009).

Concierto de Steel Horse (Foto: Elisabeth OV)

Concierto de Steel Horse (Foto: Elisabeth OV)

Con los resultados multivariables en la mano comprobamos como la asistencia a conciertos crece a medida que se consume más música (comprada o descargada), a su vez estos espectáculos en directo repercuten de manera positiva en la compra de de música. De esto podemos deducir que la posibilidad de pequeños creadores de difundir libremente sus contenidos facilita la asistencia a sus conciertos y por tanto a la venta de su material audiovisual. Al mismo tiempo, encontramos que los usuarios que más música descargan de internet son los que más la consumen en soportes físicos, y aunque la relación descarga-compra esté muy descompensada tiene un crecimiento directo, es decir, mientras más material se intercambia en la red más discos se compran. Se presentan varias conclusiones más pero que siguen apuntando en la misma dirección: El consumo de música, tanto en su modelo tradicional como en sus nuevas posibilidades, es una práctica mayoritariamente de un público melómano, que descarga mucho, consume mucho material en soportes físicos, y acude con regularidad a conciertos.

Representación gráfica del número de CDs comprados en comparación con el número de discos descargados y/o intercambiados

Representación gráfica del número de CDs comprados en comparación con el número de discos descargados (Gráfica: Papers)

Desde luego esta no es una conclusión sorprendente para quienes estamos metidos en el mundo de la música de manera concienzuda. Las descargas de internet funcionan como un filtro de consumo tradicional, como una vía de acceso de posibilidades megalíticas a contenidos culturales. Las redes P2P y las plataformas a través de las nuevas tecnologías ofrecen al usuario la capacidad de tener al alcance de la mano el trabajo de creadores de todo el mundo (de lo que se benefician los pequeños artistas), para poder seleccionar con mayor criterio los contenidos que se van a adquirir en formato físico o los conciertos a los que se va a asistir.

Dicho esto también hay que tener presente que la industria discográfica ha sufrido un decrecimiento, pues el perfil descrito representa a un sector poblacional pequeño. Esta tendencia a la baja de la industria está posiblemente producida porque las redes P2P ofrecen a un público no especialmente melómano ni consumidor de música (pero amplio a nivel poblacional) la posibilidad de no pagar un alto precio por un soporte físico en el que no están interesados. Es ahí donde ha sufrido el cambio de modelo la industria discográfica, en los productos comerciales que no se dirigen al público melómano, de hecho los creadores de estos suelen ser los que participan en los lobbys y asociaciones que piden regulación de las descargas.

Creadores a favor de la regulación de las descargas

Creadores a favor de la regulación de las descargas

Entendiendo esta problemática, la culpable del decrecimiento es la propia industria por negarse a adaptar su modelo de negocio al nuevo escenario tecnológico, centrándose en otros posibles productores de beneficios que no sean el propio soporte físico, como por ejemplo la publicidad en plataformas webs. Espacios como Bandcamp (cada vez más en auge), o el reciente MEGA del polémico Kim Dotcom son un buen ejemplo de que hay muchas maneras de conseguir retribución económica aplicando las nuevas tecnologías a la difusión de contenidos culturales.

Bandcamp del grupo catalán Graveyard

Bandcamp del grupo catalán Graveyard

Antes de acabar me gustaría volver a un apunte realizado varios párrafos más arriba. Todo este debate va más allá de un mero cambio de soporte, estamos hablando de que en un nuevo modelo la importancia del consumo recae en el contenido y no en el contenedor. Valorar el producto cultural como tal es revolucionario, significa comenzar a creer puramente en la música, lo que a fin de cuentas y vistos los resultados del estudio sería mucho más satisfactorio económicamente hablando para la industria, pues es el público melómano el que sigue consumiendo los soportes físicos. Pero claro, estaríamos hablando de un amplio sector poblacional interesado en la música y en la cultura, lo que me temo que aun nos queda demasiado lejos y probablemente sea perjudicial para la industria de la música tal y como está concebida.

El caballo que aniquiló a una generación: The Wire, el rock vasco y Bobby Liebling

“Rules change. The game remains the same.”
The Wire

Quizás llame la atención que comience con una cita de The Wire, pero es que esta fantástica serie chorrea ejemplos de la vida cotidiana que nos enseñan a comprender el mundo. Hoy voy a hablar de uno de los fenómenos más negros que han acompañado al rock y que han golpeado con especial fuerza a determinadas generaciones y lugares: La droga, y especialmente me voy a referir a la heroína y el daño que causó en regiones españolas como el País Vasco, como representación de una tendencia que azotó el mundo entero con semejantes orígenes y consecuencias.

Me gusta tomar buenos ejemplos sobre los que sentarme para reforzar mis argumentos, esta vez voy a hacerlo sobre tres. En primer lugar el reportaje de La caja negra de ETB que trata sobre la incidencia de la heroína en los jóvenes vascos de la década de los ochenta, haciendo hincapié en los orígenes del fenómeno y en sus consecuencias. Otro estupendo documental es Last days here, que nos muestra la vida del líder de Pentagram Bobby Liebling, quien ha arrastrado una severa adicción a las drogas, y aquí somos testigos de las devastadoras consecuencias que tienen. Sin duda, el imprescindible tercer ejemplo que tomo es la serie americana The Wire, cierto es que se trata de ficción, pero es de una fidelidad asombrosa, David Simon nos enseña la compleja telaraña de Baltimore, desde los despachos a las alcantarillas, y somos capaces de entender el cómo y el porqué de lo que se muestra en los dos documentales reales que acabo de citar. Puede estar tranquilo el lector que no haya visto la serie porque no voy a desvelar nada de ella en concreto, solo las reveladoras conclusiones que se pueden sacar de su visionado.

The Wire

The Wire

Para situarnos hagamos un viaje mental al Euskadi de los años ochenta. Recién salidos de la dictadura franquista, con una importante represión policial, conflictos políticos, y una gran población juvenil producto del baby boom. A este escenario hay que añadirle un ingrediente más, posiblemente el más importante de todos, la reconversión industrial. Este proceso tuvo como consecuencia una grave pérdida de tejido industrial y unos altísimos niveles de paro, ya que se desmantelaron los sectores industriales que ocupaban al grueso de la población. La solución de esta ecuación no es muy complicada: Un gran número de jóvenes abocados al paro y a un futuro incierto, que para colmo de males se vieron en el centro de unos tiempos convulsos. Todo esto se cita en el documental de La caja negra comentado por sus propios protagonistas. Sentían incertidumbre y hastío frente a un tiempo que los machacaba, no tenían una salida, así que buscaron una vía de escape artificial, la heroína, víctimas también de la desinformación. Muchos de estos jóvenes formarían las bandas clásicas de punk vasco como Eskorbuto o R.I.P., en cuyas letras se reflejaba a la perfección este descontento y hastío (como ejemplo el playlist de esta entrada).

Eskorbuto

Eskorbuto

Ampliemos las miras, cambiemos Euskadi por Baltimore o por el Birmingham de los años setenta. Todo esto se resume a fin de cuentas en lo que se conoce desde la sociología como anomia, que podríamos describir como la incapacidad de la estructura social para dotar a los individuos de los medios para alcanzar las metas culturalmente legítimas. Esta situación desemboca en la desviación social, que se puede materializar de diferentes formas, como por ejemplo la que nos atañe en este artículo.

El lector avispado que haya disfrutado de The Wire ya se habrá percatado de que las diferencias entre lo planteado y el contexto de la serie son escasas. De un lado el éxito, el poder, del otro lado la inexistencia de mecanismos que lleven a ello. El resultado: Bubbles. Y cuando digo Bubbles digo cualquier adicto a las drogas, o cualquier personaje que busque salidas alternativas a una realidad que le niega lo que aparece en el escaparate. Esto solo es ficción claro, pues cambien el nombre de Bubbles por el de Iosu de Eskorbuto, o por el de Bobby Liebling. Este producto social no deseado no deja de ser parte de una rueda en la que todos participan. No nos tiembla el dedo acusador a la hora de señalar, sin embargo ellos son tan necesarios como el político, el abogado o el camello, forman parte del mismo juego, solo que a ellos les tocó perder. Si no fuera por el negocio de la droga estas regiones deprimidas no hubieran podido subsistir, o el político de turno no hubiera podido utilizar el problema como arma arrojadiza. Pues toda esta perorata David Simon la pone en boca de Omar Little, con cuatro simples palabras: “All in the game.

Bubbles(The Wire)

Bubbles(The Wire)

Salta a la vista una hipocresía descomunal y a todos los niveles. Tanto en los documentales reales como en la citada serie se puede advertir la pasividad policial frente al consumo de drogas, que en cierto modo se permite o incluso se llega a incentivar (pongan aquí el ejemplo de Hamsterdam). ¿Y luego qué? delincuencia, policía, juicios, abogados, estrategias políticas, periodismo, educación. Luego, el negocio. Todo forma parte de una compleja red de estructuras que interactúan entre sí. En el documental de ETB se habla de como la izquierda abertzale (en un principio reacia al rock vasco por sus influencias extranjeras) acabó utilizando este movimiento musical para captar a una juventud desilusionada. Llámese Herri Batasuna o llámese Tommy Carcetti, los carroñeros políticos no tardan en llegar para aprovechar estas situaciones en su propio beneficio. Poco importa el drama social o la aniquilación de toda una generación, el potencial político del fenómeno es apabullante, así que tonto el último. All in the game.

El político Carcetti en los suburbios de Baltimore (The Wire)

El político Carcetti en los suburbios de Baltimore (The Wire)

Para que se produzca esto hay por supuesto un sector público que ignora a la juventud y sus necesidades, frente a lo que surgen interesantísimos movimientos culturales y musicales que sin otro remedio se desarrollan mediante la autogestión (Do It Yourself). Grupos de música, centros sociales okupados (gaztetxes en Euskadi) o fanzines. Excluídos del sistema la juventud reacciona y pone en marcha proyectos de toda índole que se vieron ensombrecidos por la heroína. Como era de esperar en casos como este se ha vinculado tradicionalmente (e interesadamente) el rock con las drogas y esta ha sido una eficaz manera de criminalizarlo. Pero no debemos confundirnos. La socióloga Teresa Laespada da en la clave en el reportaje de La caja negra: “Yo creo que hay una relación entre música y drogas porque el movimiento juvenil lidera los dos procesos, no porque ambos estén en sí unidos”. Es decir, no es la música la que lleva a las drogas, es la situación social descrita anteriormente la que por un lado lleva a las drogas como vía de escape, y por el otro a la cultura y la música como elemento contracultural de oposición al establishment. Rock y drogadicción son dos sujetos distintos que confluyen en un mismo grupo social porque se originan del mismo problema, no porque estén vinculados entre sí.

¿Y qué queda detrás de todo esto? Familias desestructuradas, drogadictos, delincuencia, corrupción. Nombres como Namond Brice, Michael Lee, Bubbles, Bodie o Clay Davis. O si lo prefieren como Francisco Campos, Juanma y Iosu de Eskorbuto, o Rodríguez Galindo. Queda una generación aniquilada por el caballo, unas clases bajas víctimas de un capitalismo asesino. El rock español, que se vio fuertemente afectado por el fenómeno, puso voz a la tragedia y grupos como Muro, Leize o Legion entre otros muchos dedicaron canciones a la lucha contra la heroína.

Iosu (Eskorbuto) en un reportaje contra las drogas

Iosu (Eskorbuto) en un reportaje contra las drogas

Las vidas de muchos quedaron rotas para siempre y empezaron a surgir unos efectos devastadores que no se conocían. Me refiero al SIDA por ejemplo, que tuvo un impacto brutal en los primeros años noventa y del que se hicieron eco grupos como Asfalto. Esta terrible enfermedad también tuvo unas trágicas consecuencias sociales para quienes la padecían, un nuevo fenómeno de discriminación que reflejaron en sus canciones grupos como los vascos Soziedad Alkohólika.

Después de todo este tiempo siguen quedando restos del drama aquí descrito. Llegados a este punto me veo obligado a citar el excelente documental sobre Bobby Liebling, que nos lanza una descorazonadora y cruda demostración de lo que la droga puede llegar a causar a una persona y en su alrededor. Detrás de lo descrito de manera coral en The Wire o el documental de la ETB queda esto. Personas que si consiguieron sobrevivir han quedado marcadas de por vida. Enfermedades, paranoyas, desilusión por lo perdido, familias destrozadas, presidios. Un grupo de la magnitud de Pentagram, totalmente revolucionario en su época y que como se relata en Last days here estuvo a punto de tocar el cielo, bajó al infierno por culpa de la adicción de Liebling a las drogas. Al final de todos los años lo que queda es la enorme tristeza de alguien que posiblemente en su día estuvo desilusionado y cansado de la realidad que le rodeaba.

Bobby Liebling (Last days here)

Bobby Liebling (Last days here)

Les invito a volver al tercer párrafo de esta entrada. Conflictos políticos, represión policial, crisis económica, pérdida del tejido productivo, paro, futuro incierto para los jóvenes y hastío de la situación. A todos deberían sonarnos estas palabras. No está de más permanecer alerta en situaciones como la actual porque son un escenario excelente para que ocurran fenómenos como los aquí descritos. Muy improbable es que el consumo de heroína vuelva a remontar por la deslegitimación que sufrió durante los años noventa, pero constantemente aparecen nuevas drogas que con la desinformación necesaria pueden llegar a convertirse en un grave problema social. Según la última encuesta EDADES (2011) del Ministerio de Sanidad, el consumo de todas las drogas estudiadas ha disminuido con respecto a 2009 excepto el de hipnosedantes, que ha crecido en cuatro puntos porcentuales. Posiblemente este sea un patrón de consumo transitorio debido a la crisis, pero no debemos obviar lo que estos datos arrojan y el peligro que hay tras la situación. Las reglas cambian, el juego sigue siendo el mismo.